Mediación TSJCDMX

Desconfianza, causa del conclicto familiar

Vie, 13/09/2019 - 09:52

Reflexionar sobre la palabra “confianza” o, su antónimo, “desconfianza”, evita problemas y, en su caso, se logran soluciones en la que todos ganan. Es indispensable pensar sobre el sentido y significado de las palabras con quienes tienes diferencias, porque, a veces, lo que uno entiende, no necesariamente es lo que el otro cree.

Es el caso de Lourdes y Joaquín, quienes acudieron al Centro de Justicia Alternativa (CJA), del Poder Judicial de la Ciudad de México, debido a que han tenido conflictos en casa por su mutua desconfianza, y esos desacuerdos los han llevado a tomar la decisión de separarse definitivamente.

En el servicio de Pre-mediación del CJA, en entrevista privada con un mediador, hablan de sus diferencias de pareja, sus encuentros y desencuentros. Sin embargo, quieren alcanzar acuerdos que queden por escrito; sobre todo, en beneficio de sus hijos: Berenice y Emiliano. Al ser informados del servicio gratuito de mediación familiar, aceptan participar.

Ya en el proceso de mediación, Lourdes y Joaquín, frente al mediador, expresan su deseo de separarse, pero no han llegado a acuerdos sobre sus obligaciones; cada vez que arreglan algo verbalmente, luego se enemistan y no cumplen nada, por esos constantes cambios de ánimo. 

Hacen modificaciones a los preacuerdos, sin tomar en cuenta al otro, bajo el entendido de que lo han hecho así porque no hay consecuencias, por no tener firmado ningún documento.

Entre ellos, se reconocen como “buenos papás”, ocupados de las necesidades de Berenice y Emiliano, y de brindarles cariño. También comentan que, si desconfían uno del otro es porque todo es de palabra y, por ello, quieren un papel, en el que se establezcan sus obligaciones, a fin de que, después, ninguno de los dos “se vaya a echar para atrás”.

Como estrategia, para que Lourdes y Joaquín alcancen acuerdos, el mediador consideró oportuno abordar la mutua “desconfianza”. Fue cuando ambos se dieron cuenta que tienen ideas muy diferentes. Esto les permitió tener precisión en los distintos significados que le atribuyen a la palabra: “confianza”. De ahí que reflexionen sobre el sentido y significado de las palabras. Cada uno tiene su propia percepción de las cosas, pero coinciden en del bienestar de sus hijos. Entender lo que el otro piensa, les permitió avanzar en su relación, ya no de pareja, pero sí de padres comprometidos.

Con esto, comenzaron a plasmar sus compromisos en un convenio escrito. Lograron enfocarse en sus obligaciones, en el entendido de que, de ahora en adelante, la confianza recobrada les permitirá establecer cualquier tipo de acuerdo, en beneficio de los menores.

Al finalizar la mediación, Lourdes y Joaquín lograron su deseo inicial: firmar un convenio, en el que se estableció con quién vivirán los hijos, quién ejercería el derecho a la convivencia y cómo se cubrirían los gastos.

https://www.poderjudicialcdmx.gob.mx/cja/

EDICIÓN

CDMX

09/08/2020

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

09/08/2020

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

09/08/2020

 

DESCARGA EL PDF

TUS COMENTARIOS

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES

SUBMARINO POLÍTICO
LEO AGUSTO POLÍTICA
SUBMARINO POLÍTICO
LEO AGUSTO POLÍTICA