RELATOS ERÓTICOS

Lulú Petite cumplió la fantasía de un amante de los videojuegos ¿cómo ocurrió?

Cuando llegué al motel, me encontré con un chamaco de unos veintitantos, como sacado de...

Lulú Petite cumplió la fantasía de un amante de los videojuegos ¿cómo ocurrió?

(Foto: Staff El Gráfico)

Sexo 14/05/2024 15:03 Lulú Petite Actualizada 15:03
 

Querido diario: Atendí a un chico que me pidió ir vestida full de morado. ¡Sí, morado! Desde el maquillaje hasta los zapatos ¡todo morado!

Cuando llegué al motel, me encontré con un chamaco de unos veintitantos, como sacado de The Big Bang Theory. Era una imagen peculiar.

Resulta además que el chico es virgen. ¡Virgen! Se dedica a la apicultura, sí, a las abejas. Me contó maravillas sobre estos insectos. Además de apicultor, es un apasionado de la escritura.

Lee también: Lulú Petite y el señor que confundió con su cita, se dieron cuenta hasta el último orgasmo

Me compartió una fascinante historia sobre una tal Viola DeWynter, personaje del videojuego Saints Row. Esta mujer es toda una rompehocicos en el juego que, obvio, siempre viste de morado (de ahí el fetiche), y él había escrito una especie de fan fiction sobre ella, con un toque erótico y violento.

Imagínate, en mi cara comenzó a recitarme su historia: Con entonación dramática y gestos teatrales, me contó las peripecias sexuales de Viola.

¡Fue tan bueno y creativo! Aunque parezca extraño, ni siquiera quería coger, sólo la pasamos bien platicando sobre sus historias y fantasías. Llegó virgen, salió más virgen que aceite de oliva.

Más tarde, ese mismo día atendí a otro cliente. Cuando llegué me dijo:

—Llegaste tarde.

—¿Por qué? —pregunté confundida.

—Porque vienes de-morada —respondió riendo, por su chiste de tío.

Él no me la perdonó como el chico virgen. No me habló de abejas ni de literatura en internet. Me tomó de la cintura, me jaló hacia su cuerpo y me plantó un beso de esos que hasta parecen de amor.

Con prisa se desnudó y me puso en cueros. Me acomodó de perrito y, bajándome la lencería morada, sin quitármela me la ensartó con fuerza. Me puso un cogidón espectacular.

El vato me puso en tantas posiciones que ya no sabía si me estaba cogiendo o era eso parte de un acto de contorsionismo.

Antes de despedirnos me dijo: “Vestida así te pareces al personaje de un video juego. ¿Te gusta Saints Row?”

No le respondí, pero no pude evitar reírme. ¡Los hombres y sus videojuegos!

Hasta el jueves, Lulú Petite

Google News - Elgrafico
Temas Relacionados
Lulú Petite Viola DeWynter

Comentarios