EN TIERRA CALIENTE MICHOACANA

Por guerra entre narcos, pobladores de Aguililla viven con temor a ser asesinados

Por guerra entre narcos, pobladores de Aguililla viven con temor a ser asesinados

(Foto: Armando Solís, El Gráfico)

La roja 25/02/2022 21:07 Manuel Espino Actualizada 21:07
 

AGUILILLA, MICHOACÁN.- Las huellas de la guerra de los cárteles en Michoacán permanecen en medio de las operaciones del Ejército mexicano para pacificar y regresar el Estado de derecho, en la región de la Tierra Caliente michoacana.

Son decenas de casas, negocios y señalamientos viales baleados que representan el rastro de los enfrentamientos del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y sus enemigos de los Cárteles Unidos en el municipio de Aguililla, por el control del territorio.

Los inmuebles de concreto y adobe de las comunidades de Naranjo de Chila, San José de Chila y El Aguaje se ven perforados por balas de distintos calibres.

Lee también: Encuentran cadáver desnudo de una chica, en canal de Xochimilco

cuartoscuro_822494_digital.jpeg

cuartoscuro_858950_digital.jpeg

Para los pocos pobladores que aún permanecen en las localidades es normal ver las casas y comercios así, aunque la gran mayoría están abandonados, porque sus ocupantes optaron por salir de la comunidad.

“Hay casas a las que les pusieron bombas, casas que están derrumbadas por la lucha de los cárteles en Aguililla”, comentó el señor Manuel, quien tiene un taller de bicis.

Por estos actos, aseguró, el pueblo “está muerto, todos tenemos miedo porque llegan unos y sacan a otros, nosotros sólo oímos lo que está pasando, todas las noches nos encomendamos a Dios”.

“¿Ustedes son de los buenos o de los malos?”, preguntó Alison a la sargento Marisol que pasaba frente a ella en la plaza.

cuartoscuro_857584_digital.jpeg

(Fotos: Cuartoscuro)

“De los buenos”, le respondió la militar a la pequeña de cinco años, sentada en una banca con su abuela María, quien narra cómo hace un año el CJNG, hoy replegado, la expulsó del rancho donde vivía; “de la noche a la mañana llegaron, así nada más ocuparon el rancho y después de un año regresamos, no nos dejaron ni el metate”.

Con carpetas en mano, María acudió a la Asociación Ganadera a pagar la patente de 5 de sólo 11 cabezas de ganado que ha recuperado, de las 40 que dejó.

EL DATO

Son 2 cárteles los que se disputan el control del territorio, aunque la presencia de elementos del Ejército es permanente.

En los combates, los narcos usaron incluso artefactos explosivos, que dejaron todo destruido.

Lee también: Usan obras de aeropuerto cancelado para tirar cadáveres, en Texcoco

1_83.jpg

(Foto: Armando Solís, El Gráfico)

Comentarios