DÍA DE MUERTOS

Panteón de Mixquic en CDMX se llena de veladoras para alumbrar el regreso de los difuntos

Panteón de Mixquic en CDMX se llena de veladoras para alumbrar el regreso de los difuntos

(Foto: Germán Espinosa, El Gráfico)

Al día 03/11/2021 15:37 David Fuentes Actualizada 15:37
 

CIUDAD DE MÉXICO.- Las veladoras que doña Ángela le colocaba a sus difuntos no se quedaban en su lugar. Colocaba una y se caía inmediatamente, la paraba y la del otro extremo se iba al piso. Se daba la vuelta para repetir la tarea y la del fondo hacía lo mismo. Las repetidas acciones lejos de molestar a la señora, de 67 años, le arrancó una sonrisa: “mis niños están contentos porque mucha gente los vino a ver, andan de traviesos”, comentó mientras batallaba.

La mujer insertaba unos vasos de unicel a las “ceritas” para que éstas no dejaran de alumbrar el panteón Mixquic. El año pasado por la pandemia, contó, no pudo estar con sus hijos difuntos Ángel y Angelita que a los 3 años murieron, hace más de 40 años.

Aunque les hizo la tradicional ofrenda en la casa, para Ángela nunca será lo mismo estar con ellos durante la noche tan tradicional de los mexicanos. “El año pasado los dejé solitos a mis niños, no abrieron el panteón y se quedaron muy tristes. Pero ahora, gracias a Dios, estoy aquí con ellos y seguiré hasta que me muera”.

Lee también: Taquería del Edomex se vuelve viral por su deliciosa calaverita en Día de Muertos

“Nadie de mis otros hijos quiso venir, se engentan y luego andan todos enojados porque la verdad es que cada vez llega más y más gente. Ve, ahora apenas y me muevo en este pedacito, pero a mis niños les gusta... ya viste como andan de traviesos”.

Los alrededores del Panteón de Mixquic, en Tláhuac, lució abarrotado. Capitalinos y visitantes del Estado de México, Pachuca, Querétaro y hasta de Sinaloa se concentraron entre muertos y vivos.

“Es nuestra primera vez aquí y está bien bonito, sólo que hay un chingo de gente y pues así ni lo disfrutas, pero es algo diferente a lo que hacemos por allá”, comento Lázaro, quien aprovecho su asistencia a la Fórmula-1 para ver correr al “Checo” Pérez y mientras, dijo, se dio un baño de pueblo junto con su esposa y amigos.

El evento ya conocido a nivel mundial también atrajo turistas de todos lados. Una pareja de alemanes fueron los más sorprendidos, no daban crédito al fenómeno de velar a los muertos la noche de ayer, donde —según reza la tradición mexicana— nos visitan.

“Es interesante todo esto, para nosotros es algo nuevo, allá la gente se muere y ya, los despedimos, nos ponemos tristes y es todo. No los esperamos en noviembre, no los vamos a ver al panteón ni nada de eso, los mexicanos creo que tienen esa conexión especial con sus difuntos y eso es espectacular”, comentó Marcelo —como aseguró sería la traducción de su nombre al español— mientras pedía una bolsa de caña con limón y picante, y decía “esto es México”.

Lee también: Choferes en Tlalnepantla denuncian que operativo de seguridad tras asalto viral solo duró dos días

Comentarios