nadie reclamaba su cuerpo

Se cumplen 55 años sin Marilyn Monroe

El 5 de agosto de 1962 murió Marilyn; ese mismo año había visitado México

Foto: Archivo El Gráfico
Wow! 05/08/2017 20:01 Redacción Actualizada 20:10
 

MAURICIO MEJÍA C.

La noche del 22 de febrero de 1962, Marilyn Monroe llegó de incógnito a la Ciudad de México. Antes de que alguien la reconociera, subió a un auto que la llevó al Hotel Continental Hilton. 

La rubia, con una copa de champagne en mano, comenzó a contestar a los periodistas. De los mexicanos dijo que eran hombres ardientes. De Brigitte Bardot que era una encantadora mujer y que con Joe Di Maggio nunca habló de beisbol y que aprendió mucho de Arthur Miller. 

Que volvería a posar desnuda si estuviera en las mismas condiciones, económicas y físicas, y que lo había hecho 15 años antes con una tela roja bajo su cuerpo y por la que le pagaron 50 dólares. Dijo que tenía planes de venir a México para producir sus películas. 

El redactor del periódico ‘Cine Mundial’, Ramón Ortiz, escribió: “Marilyn en ningún momento perdió el control de los numerosos fogonazos y sonreía, sus ojos parecían gritar una sola palabra: sexo”. Del mismo diario era Antonio Caballero, uno de los 38 fotógrafos que la retrataron esa tarde. Una de sus imágenes pasó a la historia: aquella en la que la actriz, al cruzar la pierna, dejó ver que no era rubia natural. Se publicó en ‘Cine Mundial’: una franja negra cubriendo la entrepierna.

Ese mismo 22 de febrero, Teodoro Aceves, gerente del restaurante El Taquito, en el Centro Histórico, recibió una llamada del regente Ernesto P. Uruchurtu. Le recomendó que preparara el lugar para recibir a unos invitados de lujo. La luminaria iba acompañada del escritor José Bolaños, con quien tuvo un romance. La actriz comió carnitas, mole, chalupitas, guacamole acompañados de tequila.

Al saber que Monroe estaba en México, María Félix dijo no estar interesada en conocerla. Sin embargo ‘El Indio’ Fernández le ofreció una comida en su casa de Coyoacán. 

El domingo 5 de agosto de 1962 Marilyn apareció muerta en su casa. El cuerpo número 81128 del depósito de cadáveres de Los Ángeles tenía más de un día sin ser reclamado.

Comentarios