LES DIERON BOLLOS

Soldados rusos caen en trampa y mueren envenenados, en Ucrania

Soldados rusos caen en trampa y mueren envenenados, en Ucrania

(Foto: Twitter)

Viral 04/04/2022 22:32 Redacción Actualizada 22:32
 

La inteligencia ucraniana reveló que al menos dos soldados de la 3.ª División de Fusileros Motorizados murieron tras comer unos bollos rellenos envenenados que les dieron como “regalos” ucranianos de la localidad de Izium.

Otros 28 soldados rusos están en cuidados intensivos luego del envenenamiento y varios cientos más sufren “enfermedades graves” tras beber alcohol envenenado que les dieron civiles a modo de bienvenida.

Según los informes, Rusia ha denominado estas bajas como 'pérdidas no relacionadas con el combate'. El sabotaje es parte de una campaña de guerra civil por parte de los ucranianos que buscan desafiar los intentos rusos de capturar sus ciudades.

Lee también: Atacan en bola a un hombre y tras riña, lo matan a puñaladas en Iztapalapa

- Acusan a Rusia de "Crímenes de guerra", por masacre de civiles

Los países occidentales y Ucrania acusaron ayer a las tropas rusas de cometer “crímenes de guerra”, incluso genocidio, después de que se descubrieran fosas comunes con cientos de cadáveres en localidades cercanas a Kiev recuperadas por las fuerzas ucranianas.

Ucrania, que este fin de semana retomó el control de toda la región de Kiev de manos del ejército ruso, responsabilizó a los líderes rusos por los “asesinatos” y las “torturas” cometidos en la ciudad de Bucha.

Su presidente, Volodomir Zelensky, incluso acusó a Rusia de cometer “un genocidio” de civiles en su país. 

La Fiscalía General de Ucrania cifró ayer en 410 el número de cadáveres de civiles recuperados hasta ahora en los suburbios del norte de Kiev tras la retirada de las tropas rusas. Sólo el sábado, periodistas descubrieron 20 cadáveres esparcidos en una calle de Bucha y autoridades revelaron que 280 cuerpos habían sido enterrados en fosas comunes.

Las imágenes dieron la vuelta al mundo y desencadenaron condenas a nivel internacional, así como llamados a endurecer las sanciones hacia Moscú. 

El secretario general de la ONU, António Guterres, se declaró conmocionado por lo ocurrido en Bucha, pero evitó calificativos como “crimen de guerra” para describir los hechos.

Sin embargo, señaló que “estamos muy preocupados por las fotos y videos disponibles, incluidas imágenes de cuerpos con las manos atadas a la espalda”.

EU y la OTAN advirtieron que el repliegue de tropas rusas no implicaba el final de la violencia.

Rusia, en cambio, rechazó las acusaciones y aseguró que las imágenes de civiles asesinados son una fabricación de Ucrania. “Durante el tiempo en que esta localidad estuvo bajo control de las fuerzas armadas rusas, ni un solo residente local sufrió acciones violentas”, dijo el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado.

Tanto Ucrania como Rusia pidieron que el Consejo de Seguridad de la ONU aborde la matanza de civiles en Bucha.

Comentarios