En Australia

Tras 14 horas flotando, náufrago sobrevive sobre un trozo de basura en Sidney

Tras 14 horas flotando, náufrago sobrevive sobre un trozo de basura en Sidney
El hombre no llevaba chaleco salvavidas cuando se precipitó por la borda
Redacción
26/02/2021 - 17:07

SIDNEY.– Un marinero de nacionalidad lituana, que cayó por la borda de su embarcación, sobrevivió 14 horas a la deriva en el Pacífico Sur agarrado a un trozo de basura flotante hasta ser rescatado.

Vidan Perevertilov, que no llevaba chaleco salvavidas cuando se precipitó por la borda, resistió varias horas nadando hasta que se dirigió hacia un punto negro que divisó a varios kilómetros y que resultó ser una boya a la deriva, “un trozo de basura”.

El náufrago es maquinista del barco Silver Supporter, que navegaba entre Nueva Zelanda y las islas Pitcairn, un territorio británico en el Pacífico Sur; cuando de madrugada se sintió mareado en la sala de máquinas, salió a cubierta para tomar el aire y cayó al mar, probablemente por un desmayo, sin que el resto de la tripulación se diera cuenta hasta seis horas más tarde.

El capitán ordenó dar media vuelta al percatarse de su ausencia y la tripulación pudo calcular su posición aproximada al comprobar en el registro náutico que seguía a bordo a las cuatro de la madrugada.

Tras varias horas de búsqueda, en la que se implicaron naves francesas que partieron de la cercana Tahití, la tripulación lo localizó y lo salvó.

– CREAN MÉTODO PARA VOLVER TRANSPARANTE LA MADERA EN ESTADOS UNIDOS

MARYLAN.– Un equipo de científicos chinos con base en la Universidad de Maryland creó un novedoso método para conseguir que la madera se vuelva ópticamente transparente utilizando una chapa fina de balso americano, una lámpara de luz ultravioleta y dos compuestos químicos fáciles de obtener disueltos en agua.

Aunque los autores denominan su enfoque como “cepillado químico asistido por el sol”, en un video se aprecia el uso de un pincel que permite decolorar el material de la forma deseada.

En vez de exponerlo al sol, los tecnólogos usaron una lámpara ultravioleta para simular la luz solar natural. Para quitar restos de los químicos, la madera fue bañada con etanol.

 

TUS COMENTARIOS