dos niños fallecieron

Sacerdote confunde gasolina con agua bendita y provoca la muerte de seis personas

explosión cura nigeria
Durante una ceremonia el párroco roció de gasolina a un hombre y ocasionó una fuerte explosión
Redacción
10/12/2019 - 19:03

Un sacerdote provocó la muerte de al menos seis personas, entre ellas dos niños, tras confundir gasolina con agua bendita cuando realizaba una ceremonia de sanación en una iglesia, en la comunidad de Lagos, en Nigeria. 

Los hechos ocurrieron el pasado 6 de diciembre, cuando el párroco arrojó gasolina de un barril sobre un feligrés y debido a que uno de los presentes sostenía una vela encendida, ambos quedaron envueltos en llamas, informó la Agencia de noticias AFP,  

“El cura tomó un barril creyendo que contenía agua, ignorando que estaba llena de gasolina" mencionó un Miembro de la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias a dicha agencia. 

Este incidente ocasionó la explosión de un oleoducto dañado anteriormente luego de que ladrones intentaron robar combustible de la zona. 

El hombre que fue rociado con el combustible por el sacerdote murió por las quemaduras. Además, la explosión provocó la muerte de otras cinco personas, entre ellas dos niños, al encontrarse cerca de los hechos.  

El cura fue trasladado a un hospital cercano para ser atendido, pues se encuentra delicado de salud tras sufrir quemaduras graves en el incidente. 

Un usuario en redes sociales subió un video donde se captó momentos después de la explosión y se puede apreciar una enorme llamarada de humo proveniente de dicho accidente.   

 

TUS COMENTARIOS