Estados Unidos

Parker: La sonda que entra por primera vez a la atmósfera del Sol

Sonda parker entra atmósfera sol primera vez nasa
"¡Descubrimos cosas que no esperábamos en absoluto!", indicó Matthieu Berthomier, del laboratorio francés de Física de los Plasmas y coautor del proyecto
Redacción
05/12/2019 - 10:02

La sonda Parker de la NASA, lanzada en una misión pionera en 2018 para desentrañar los misterios del Sol, se acercó a su ardiente corona, la capa más externa de su atmósfera, para descubrir "un mundo sorprendentemente caótico", según los cientificos que han publicado los resultados en cuatro estudios diferentes.

"¡Descubrimos cosas que no esperábamos en absoluto!", indicó Matthieu Berthomier, del laboratorio francés de Física de los Plasmas y coautor del proyecto.

"Especialmente que la velocidad del viento solar no es en absoluto regular. Puede aumentar de manera muy impulsiva, a veces de 100/150 km por segundo. Es muy extraño", afirmó.

Según la agencia de noticias AFP, la sonda Parker Solar Probe de la NASA es la construcción humana que más se ha acercado al Sol. La sonda es del tamaño de un auto y protegida por un escudo térmico.

Desde su lanzamiento, el 12 de agosto de 2018, Solar Probe avanza a toda velocidad hacia el Sol (la sonda ostenta además el récord de mayor velocidad por unidad de masa). Su objetivo principal es resolver un viejo misterio: ¿qué es lo que calienta la corona solar?

La parte más externa de la atmósfera del Sol es curiosamente 200 veces más caliente que la superficie de la estrella. Este calor extremo de más de un millón de grados Kelvin no puede por lo tanto ser generado por el Sol puesto que según las leyes de la naturaleza, cuanto más lejos se está del centro, más baja la temperatura.

"La corona halla por lo tanto una manera de calentarse ella misma. Buscamos determinar los procesos físicos que lo permiten", explica Alexis Rouillard, investigador en el Instituto de Investigación en Astrofísica y Planetología de Francia, igualmente coautor de los trabajos.

Además los científicos estudiaron sobre el enigmático viento solar, las cuales se componen de un flujo de partículas ionizadas, que nacen en las altas capas de la atmósfera solar. El viento puede sentirse hasta en la Tierra, donde sus tormentas son susceptibles de perturbar el funcionamiento de la red eléctrica y provocar averías de satélites.

Los científicos esperan resolver este misterio a lo largo de la misión de la sonda, que todavía se prolongará unos seis años, acercándose lo máximo al Sol en 2024. 

 

 

TUS COMENTARIOS