Por necesidad

Mujer comerciante se vuelve viral tras explotar por cuarentena de Covid-19 en México

Mujer comerciante se vuelve viral tras explotar por cuarentena de Covid-19 en México
En Twitter a algunos usuarios les hace gracia lo que la señora declara, mientras que otros opinan que esa es la realidad del comercio informal
Redacción
08/04/2020 - 13:51

En días pasados se viralizó a través de Twitter y Facebook el video de una comerciante que muy a su manera explica por qué no deja de trabajar en un puesto que aparentemente es sobre santería o magia blanca; la mujer menciona “Los meros meros nos dicen váyanse, enciérrense y que la *, ¿pero por qué no nos lo dicen en la cara para que te dé un kilo de frijol, un kilo de maíz y te vayas a comer?”.

Y es que debido a las medidas de prevención ante la emergencia sanitaria por coronavirus, las autoridades mexicanas han pedido a toda la ciudadanía que no salga de sus casas a menos que les sea muy necesario, y sumando esfuerzos, cada dirigente de cada entidad anunció el cierre de comercios no indispensables. 

Ante este panorama, los trabajadores que pertenecen a instituciones de comercio formal comenzaron a trabajar desde su casa y se dio paso al establecimiento de normas por parte de la Organización Internacional del Trabajo que estipulan el respeto a los derechos humanos fundamentales del trabajo y seguridad social como el acceso a sueldo, no obstante lo anterior no contempla al comercio informal, es decir, al que pertenece la protagonista del video.

Los medios mexicanos reportan a través de fotografías las calles desérticas de la ciudad pero la señora no ha dejado su puesto debido a que tiene gastos que cubrir “Sí estamos asustados, pero quién me va a mantener, yo que no tengo cabr** y tengo obligación de darle a mis hijas”. 

La mujer quien además pertenece a la población catalogada como “adulto mayor”, surte su mercancía en Zitácuaro, Michoacán de donde trae hierbas, huevos y demás aditamentos necesarios para efectuar limpias, práctica social ancestral a través de la que la población asegura que se “cura” o se “libra” de malas energías o “hechizos”, sin embargo la señora no parece ser muy creyente de ello a pesar de ser su negocio. 

El reportero le pregunta “¿Y eso que está allá qué es, son huevos, no me los puedo comer?” y la mujer le responde, “No, son para hacer limpias… creencias de la gente pend***, la mera neta, mano”. 

La conversación en redes tiene dos caras: la primera se burla de la desfachatez con la que la señora retrata su realidad y la segunda opina que no lo dice para hacer reír, sino que es la situación por la que atraviesa el comercio informal.

 

TUS COMENTARIOS