CUÍDALOS

Estrés por regreso a aulas podría afectar la pancita de tus hijos

Estrés por regreso a aulas podría afectar la pancita de tus hijos

(Foto: Archivo, El Gráfico)

Viral 10/05/2021 16:05 Silvia Ojanguren Actualizada 16:43
 

El regreso a clases presenciales pone a niños y jóvenes ante emociones negativas, como angustia, ansiedad, depresión y tristeza, que pueden repercutir en lo físico, específicamente el aparato digestivo.

La situación puede ser complicada, en edad escolar uno de los trastornos funcionales digestivos más frecuentes es el dolor abdominal. 

Ese dolor no tiene que ver con ninguna enfermedad, pero afecta al 10 o 15% de los niños y se presenta en situaciones estresantes.

ALGUNAS CAUSAS

Una dinámica familiar afectada, falta de socialización o aceptación, expectativas muy altas o presión de los padres de familia son factores desencadenantes.

Regresar a clases es un cambio brusco de rutina; cambiar los hábitos alimenticios, comenzar con las tareas, sin olvidar que los exámenes también implican estrés.

Cuando el niño no está disfrutando de la escuela por diferentes situaciones, es común que sienta ansiedad, depresión, aislamiento u otras emociones. En este plano, comenta: la colitis nerviosa es un trastorno funcional digestivo poco frecuente de 6 a 12 años, es común en la adolescencia: 

13 a 18 años. Del 10 al 15% de los adolescentes lo sufren, sus causas son multifactoriales, sobre todo por herencia.

Atención, mucha atención. Un adolescente con colitis nerviosa padece dolor abdominal y trastornos del movimiento intestinal.

Para tratar síntomas como el dolor y la distensión abdominal, es necesario administrar antiespasmódicos y/o medicamentos antigas.

Asimismo, debe considerarse equilibrar la flora intestinal con terapias de relajación, aumentar el ejercicio para liberar energía y ayuda psicológica. 

Los suplementos con probióticos pueden ser parte de la salud digestiva de los niños y adolescentes, pues contribuyen al fortalecimiento de la flora intestinal.

MENSAJE A LOS PAPÁS

Procuren ofrecer a sus hijos ambientes amigables, el niño o adolescente requiere vivir actividades propias de su edad, jugar, reír y divertirse; el adolescente necesita espacio e individualidad.

Comentarios