PUEDE SER VIRAL

El riesgo de conjuntivitis se incrementa en verano y ocurre a cualquier edad

El riesgo de conjuntivitis se incrementa en verano y ocurre a cualquier edad

(Foto: IstokPhoto)

Viral 18/08/2021 21:38 Silvia Ojanguren Actualizada 21:38
 

En el verano, aumentan las consultas oftalmológicas por conjuntivitis, que inflama la membrana que recubre los párpados y la parte blanca del ojo llamada conjuntiva.

La oftalmóloga Erika Fernández, presidenta de la Sociedad Médica de APEC, explica que “la conjuntivitis puede ser viral, bacteriana o alérgica”.

Algunos factores que la causan son exposición al sol, arena, incluso compartir objetos de uso personal.

También llamada ojo rojo llega a ser provocada por gérmenes que pueden encontrarse en el agua de piscinas y del mar, que causan principalmente conjuntivitis viral.

“Si se llevan a cabo las indicaciones médicas y el tratamiento adecuado, la conjuntivitis desaparece sin dejar algún tipo de secuela, por lo que el plazo aproximado de recuperación es de un mes”, indica la doctora Fernández.

Si existen complicaciones oculares derivadas de la infección, en niños o adultos la conjuntivitis puede causar inflamación de la córnea, lo que amenaza afectar la visión.

APEC Hospital de la Ceguera recomienda acciones que, en conjunto con la consulta oftalmológica, ayudarán a preservar la salud visual, prevenir infecciones y evitar contagios de conjuntivitis en verano:

Es importante lavarse y/o desinfectarse las manos antes de tocar los ojos.

No se deben tallar o frotarse los ojos, al hacerlo se puede desgastar la conjuntiva y la córnea.

Evitar compartir objetos de uso personal como toallas, lentes de sol, maquillajes, entre otros.

En piscinas, playas o mares es importante no abrir los ojos cuando se está bajo el agua y, preferentemente, utilizar goggles.

Una buena hidratación interna, bebiendo suficiente agua, y externa, mediante lubricantes, contribuye a mantener la flexibilidad de las membranas intraoculares.

Si se utilizan lentes de contacto, su limpieza debe ser adecuada para evitar que se contaminen con bacterias que provocan infecciones. Es indispensable retirar los lentes de contacto al nadar.

Hay que limpiar los párpados con un hisopo y una solución jabonosa recomendada por un oftalmólogo dos o tres veces a la semana y después de haber estado en la piscina o playa.

EL DATO

Es vital acudir con un oftalmólogo al detectar síntomas en uno o ambos ojos como enrojecimiento, picazón, hinchazón, sensación arenosa o lagrimeo.

Te recomendamos leer más noticias de El Gráfico:

Comentarios