TRADICIÓN MILENARIA CÉLTICA

¿Cuál es la historia del árbol de Navidad? todo lo que tienes que saber

Árbol de Navidad
A todos nos gusta ver un árbol bien decorado, con sus relucientes esferas y sus hermosos adornos, pero, ¿sabes cuál es su origen? y ¿desde cuando empezamos a colgarle adornos?
Redacción
02/12/2019 - 15:01

Por fin llegó diciembre, el mes favorito para muchos por el gran significado sentimental que representa; realizar las compras navideñas, juntarse con la familia y adornar el arbolito, que, este último es, sin duda alguna, la tradición que más caracteriza esta época. 

Como en todos los países donde se festeja la llegada de la Navidad, el árbol navideño siempre ha estado presente, ejemplificando el espíritu de bondad y alegría de las personas que gustan de convivir con los demás en estas fiestas. 

A todos nos gusta ver un árbol bien decorado, con sus relucientes esferas y sus hermosos adornos, pero, ¿sabes cuál es su origen? y ¿desde cuando empezamos a colgarle adornos? Quédate porque aquí te decimos su historia. 

De acuerdo con historiadores del viejo continente, el árbol de Navidad tiene sus orígenes en costumbres celticas. Cuando los antiguos celtas de la Europa Central realizaban sus míticas fiestas para representar a sus dioses, utilizaban un árbol para conmemorar el nacimiento de Frey, el dios del Sol y la fertilidad, en donde la copa simbolizaba el reino de Asgard y el Valhalla, majestuoso salón que pertenecía a Odín, y las ramas eran el mundo del inframundo, el Helheim o reino de la muerte. 

Cuando los primeros cristianos arribaron al continente e iniciaron el proceso de evangelización en los pueblos circundantes, observaron que la tradición nórdica coincidía con la celebración de la Navidad cristiana, y consideraron que, dicha costumbre pagana no podía deshacerse tan fácilmente, por lo que decidieron empatarla con la suya. 

Con la religión cristiana ya extendiéndose por Europa, uno de los primeros evangelizadores en utilizar un pino para representar al Dios cristiano fue San Bonifacio de Alemania, quien promovió, durante muchos años, está mezcla de costumbres. 

En un principio, el árbol era adornado con manzanas, las cuales representaban el pecado original del hombre, y velas, estas eran consideradas la luz del mismo Cristo. 

Con el paso de los siglos, la acción de adornar el árbol de Navidad adoptó la idea de honrar a Jesucristo, y fue en 1605 cuando, en Alemania, se colocó el primero con los elementos característicos que ya se conocen hasta ahora. 

¿Y en México? 

Fue durante la época del Segundo Imperio Mexicano cuando Maximiliano y Don Carlota se instalaron en el Castillo de Chapultepec, en 1864, y para celebrar la primera Navidad en tierras aztecas, optaron por instalar un bello árbol decorado con adornos y esferas, muy representativas de la época. 

Cuando su reinado llegó a su fin en 1867, hubo un tiempo en que se dejó de realizar esta costumbre, pero fue hasta 1878 cuando el general Miguel Negrete volvió a colocar un árbol adornado en épocas decembrinas; influenciado por sus constantes viajes a los Estados Unidos, tal acción decorativa cautivo a miles de personas, incluso a la prensa, por lo que en poco tiempo fue replicada. 

 

TUS COMENTARIOS