DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN

Bebés expuestos a lo maligno en velorios y embarazadas en luna llena, los mitos populares

Bebés expuestos a lo maligno en velorios y embarazadas en luna llena, los mitos populares

(Foto: Especial)

Viral 16/12/2021 17:54 Redacción Actualizada 18:08
 

Hace unos días, en EL GRÁFICO te reportamos sobre un suceso paranormal en el que durante un funeral, un bebé comenzó a jugar con cabellos que salían del ataúd, cabellos que después de un rato se metieron al féretro como si alguien lo hubiese jalado por dentro. Ante esta noticia, varios de nuestros lectores coincidieron con que los bebés no deben acercarse a los ataúdes. 

De acuerdo con nuestras investigaciones, se tiene la creencia de que los bebés no deben ir a los funerales debido a que pueden respirar "aire de muerto", que tiende a vincularse con el espíritu liberado por el cuerpo del difunto y la única forma de evitarlo sería no llevar a los pequeños a este tipo de ceremonias. 

Por supuesto que la anterior es una creencia que data de hace varios años, sin embargo hoy se sabe que son tan solo mitos que se fueron llevando de generación en generación. Es por eso que ahora te mostramos otros mitos relacionados con bebés, para que no caigas en pánico. 

1.- Los bebés que nacen con dientes 
Hay un pequeño porcentaje de bebés que nacen con dientes y la vieja creencia en América Latina dicta que ellos han sido los favorecidos por Dios o también se les atribuyen poderes mágicos. 

Sin embargo no se trata de nada sobrenatural, este es un fenómeno que se da desde que están en el útero de la madre y tan solo se trata de piezas dentales extra. 

2.- Los duendes y los bebés no bautizados
Una de las creencias más populares es la que dicta que los bebés que no están bautizados corren un gran peligro, pues se dice que ellos suelen ser acechados por los duendes e incluso por brujas. 

Pero lo que más preocupa a los padres primerizos es la parte del mito en la que cuentan que estos entes son capaces de robarse al bebé no bautizado, así que para proteger a su pequeño, suelen usar hilos rojos, pulseras de protección y medallitas con imágenes de ángeles. 

Hoy en día sabemos que el bautizo es parte de una ceremonia religiosa, propia del catolicismo y aunque depende completamente de la religión que profese la familia, lo cierto es que se ha quedado tan arraigado en la cultura, que hoy en día se sigue protegiendo a los bebés con los amuletos antes mencionados. 

3.- Hilo rojo para el mal de ojo
Otra de las supersticiones que aún están arraigadas en muchos países de América Latina, es en la que se le coloca a los bebés una pulsera de hilo rojo, con la finalidad de ser protegido contra el "mal de ojo". 

Y es que muchas mamás piensan que si una mujer se le acerca a su bebé con sentimientos de envidia, son capaces de transmitirle malas energías a los pequeños. Pues se dice que éste es un maleficio que transmite males con solo mirar de cierta manera, mismos que pueden ir desde desgracias, enfermedades o incluso, la muerte. 

Cierto o no, muchos padres de familia optan por colocar estas pulseras a sus bebitos e incluso, hay muchas personas que aún siendo adultos, prefieren alejar las malas vibras con pulseras hechas de hilos rojos y hasta una que otra piedra de ámbar para estar a salvo. 

 

4.- El hilo que quita el hipo 
Uno de los remedios caseros milenarios que rondan de este lado del mundo es el de colocar un hilo rojo en la frente de los bebés para quitarles el hipo.

Y es que según las abuelitas, este remedio servía como distractor, es decir, con el pedacito de hilo rojo en su frente, el bebé se concentra en enfocar la mirada en este objeto y luego de un rato, logra olvidarse del hipo. 

Sin embargo esta creencia es totalmente falsa y de hecho, los padres deben saber que el hipo es habitual en niños sanos, dura muy poco tiempo y para nada requiere ningún tipo de atención médica. 

 

5.-  La Luna causa labio leporino
Las antiguas creencias decían que las mujeres embarazadas no podían ver la luna llena, ni tampoco los eclipses, pues esto causaría que el bebé nazca con labio leporino. Se desconoce el verdadero origen de este mito, pero se cree que viene desde los tiempos de los Aztecas. 

A la fecha, muchas mujeres embarazadas prefieren no exponerse a estos astros y para protegerse de que sus bebés nazcan con labio leporino, suelen protegerse con un alfiler, un segurito, un anillo o cualquier objeto metálico que se piensa, deben colocarse en la ropa interior. 

Hoy en día se sabe que no es posible que la Luna tenga este efecto en los bebés y es importante saber que existen muchas causas para el labio leporino, como por ejemplo: se transmite por los genes, puede ser por el uso de drogas de la mamá, así como su exposición a virus o toxinas durante el embarazo. 

Recuerda que es de suma importancia consultar todas tus dudas respecto a tu bebé, con los especialistas pertinentes y por favor evita caer en supersticiones que pueden poner en riesgo tu salud o la de tu hijo.  

Comentarios