EN AUSTRALIA

Joven trans se arrepiente de no poder ser madre y demanda a su médico

Joven trans se arrepiente de no poder ser madre y demanda a su médico

Joven trans se arrepiente de no poder ser madre y demanda a su médico (Foto: DailyMail)

Viral 07/09/2022 10:14 Redacción Actualizada 10:14
 

AUSTRALIA.- La historia de Jay Langadinos ha dado la vuelta al mundo tras acusar a su psiquiatra por negligencia profesional, pues dice que la causa de su actual demanda contra el médico es que le dio luz verde para que se realizara su transición de género a hombre, pese a que en ese entonces la joven solo había sido examinada una sola vez por el especialista.

La joven de 19 años en aquel entonces, reveló su primer encuentro con Patrick Toohey, el 7 de mayo del año 2010. En esa primera cita Jay le confesó al doctor que "siempre había sentido que era un niño en lugar de una niña", según se puede ver en un fragmento de la demanda llevado ante la Corte Suprema de Nueva Gales del Sur.

Langadinos explicó que al crecer, sintió que era «defectuosa» porque se dio cuenta de que le atraían las chicas. A los 17, leyó sobre la disforia de género. Entonces, «pensé, 'Eso es lo que tengo'. Decidí que debía ser transgénero por el malestar que tenía en mi cuerpo», explica ahora.

Lee también: Camión de pan hace sándwich a un abuelito ciclista y lo manda al más allá, en CDMX

Tras dicho encuentro Toohey evaluó a Jay y dictaminó que sufría de disforia de género, así que dio luz verde al proceso de transición. Sin embargo, el endocrinólogo de la chica sí admitió que ella era muy joven para determinar si era apta para el proceso y le sugirió la opción de un examen psiquiátrico completo antes de embarcarse en un tratamiento hormonal, pero no fue tomado en cuenta su opinión, así que se inició con inyecciones de testosterona.

Además, luego vino la mastectomía doble para su paciente, quien se sometió al procedimiento en abril de ese año, según el expediente judicial. Un mes después, Langadinos se reunió con Toohey por tercera y última vez para hablar sobre la extirpación del útero que también se concretó.

Ahora Toohey asegura que su decisión se basó en que no encontró contradicción psiquiátrica alguna para frenar el cambio de género.

Pero inesperadamente 12 años después  Langadinos, que ya no se identifica como hombre. La joven también añade en la demanda que incluso tiene rasgos de comportamiento autista, cosa que el médico demandado nunca detectó.

Actualmente Jay sufre discapacidades y complicaciones, que incluyen menopausia temprana, ansiedad y depresión y deterioro del funcionamiento psicológico. En una entrevista reciente la joven aseguró que lo que más lamenta es: "Saber que no puedo tener hijos es absolutamente devastador".

Comentarios