Separaciones dañan a los niños

(Foto: Archivo El Gráfico)
Vida 28/11/2019 10:11 Silvia Ojanguren Actualizada 10:11
 

Las separaciones son dolorosas y en ocasiones muy traumáticas, pues en la batalla de pareja, se pone en la línea de fuego a los hijos y aunque suele ser algo no consciente, los daños emocionales principalmente en los niños, son considerables. 

“No importa el nivel de estudios ni la condición socioeconómica ni religiosa de las parejas, cuando se divorcian se ciegan y por norma general los más afectados serán los pequeños”, alerta Claudia Sotelo Arias, directora del Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia (CEEPI).

En México, la tasa de divorcios se ha incrementado y casi la mitad de las parejas que contraen nupcias terminarán separándose antes de cumplir cinco años de casados.

Economía y otras malas razones. Los principales motivos (en parejas con hijos), según datos de CEEPI, tienen relación con una situación económica precaria o una mala sexualidad (que puede producir infidelidad) y falta de intereses comunes.

“La mayoría de las parejas no tienen tolerancia a la frustración, no tienen paciencia y anteponen sus intereses personales a los del otro e incluso a los de sus hijos; en otras palabras, son muy narcisistas” dice la especialista.

La doctora Sotelo Arias menciona las formas más frecuentes que utilizan los padres para agredirse:

Hablar mal del otro: El clásico, “tu padre no sirve para nada, es un borracho, un flojo”. Comparar: “tan inútil como tu madre”. Chantajes: ¿por qué no me quieres como a ella?”. Peleas y agresiones verbales estando presentes los niños. Secuestro de los hijos por alguno de los cónyuges, entre otros.

Esto genera en los niños trastornos emocionales como:

Baja autoestima.

Insomnio.

Ansiedad.

Baja de aprovechamiento escolar.

Se aíslan.

Se vuelven muy agresivos.

Comentarios