Que el estrés no azote tu vida sexual

Que el estrés no azote tu vida sexual
Se ha normalizado y hay riesgo de que se convierta en un trastorno
Silvia Ojanguren
25/02/2021 - 13:23

Un peligro real es el estrés que azota a mucha gente en estos tiempos y puede terminar convirtiéndose en ansiedad, provocar que el sexo, en lugar de reducir estas emociones negativas, se vuelva privación.

Expertos explican que la sexualidad es parte fundamental y estaba tan presente que hemos perdido de vista su importancia en esta etapa de confinamiento.

Se ha normalizado y hay riesgo de que se convierta en un trastorno.

Esta etapa ha impactado emocionalmente y socialmente de manera diferente a cada persona, cada quien tiene su propia historia del confinamiento y existen personas que durante la cuarentena no están manteniendo su deseo sexual como antes.

La cosa es que algunas lo han inhibido por cotidianidad o por otros aspectos como la depresión, estrés, miedo, incertidumbre y la ansiedad que impactan negativamente la libido.

Pero hay que recordar que con la actividad sexual se libera tensión, mejora el sistema inmune y la salud cardiovascular; promueve un buen estado de ánimo, aumentando la autoestima y la intimidad emocional.

Cuidado especial

La inhibición del deseo es una disfunción sexual muy frecuente entre las mujeres y también la padecen muchos hombres y esto se ha convertido en un problema en las relaciones de pareja.

Los primeros síntomas se presentan cuando no se tienen ganas de alguna actividad sexual, no te atrae el encuentro y tampoco te apetece. 

 

Este trastorno se presenta con mayor frecuencia cuando vivimos en pareja. Los síntomas se agudizan y, por lo tanto, no se segregan esas sustancias que generan el deseo sexual. Además de las acciones cotidianas, la molestia de no ayudar en casa, de no sentirse deseada/o, atraída o reconocida/o, la ausencia de detalles, el tono de las palabras, el cuidado de los niños, labores de la casa, circunstancias que nos llevan definitivamente a que el deseo sexual disminuya más cada día.

TUS COMENTARIOS