Prueba la dieta mediterránea

Prueba la dieta mediterránea
Vida 19/04/2021 18:37 Silvia Ojanguren Actualizada 18:37
 

Es cierto que las dietas ricas en grasas saturadas, ácidos grasos trans e hidratos de carbono refinados, sumadas a un bajo consumo de antioxidantes y fibra son perjudiciales para la salud.

El Estudio de los Siete Países, de Ancel Keys (1958 a 1964), comparó los hábitos dietéticos de Estados Unidos, Japón, Finlandia, exYugoslavia, Italia y Grecia.

Se descubrió que había menor mortalidad por enfermedad coronaria y general, y se alcanzaba mayor expectativa de vida en los países mediterráneos, particularmente en Grecia.

Así fue como se determinó que la dieta mediterránea tiene beneficios cardiovasculares, porque se caracteriza por una baja ingesta de carnes rojas y un alto consumo de frutas, verduras, legumbres, aceite de oliva, frutos secos y pescado. 

Se recomienda consultar a un especialista en nutrición, que podrá dar sugerencias sobre actividad física y estilos de vida saludables. Recuerda que es mejor prevenir que lamentar.

SUGERENCIAS

Limita el uso de grasas saturadas, como aquellas provenientes de la mantequilla, la leche entera y las carnes rojas.

Favorece el alto consumo de grasas monoinsaturadas, contenidas principalmente en el aceite de oliva.

Favorece el equilibrio entre ácidos grasos polinsaturados como son omega-6 y omega-3, estos deben de existir en balance que favorezca entre tres y cinco veces más omega-6 que omega-3. La dieta de Occidente supera por mucho esta recomendación, con efectos indeseados de la omega-6.

Limita el consumo de proteína animal terrestre, especialmente carnes rojas, y favorece el consumo de pescados, mariscos y frutos secos.

Favorece una alta ingesta de antioxidantes de frutas, verduras, aceite de oliva virgen, especias y hierbas y una copa de vino al día (150 ml.)

Propicia el alto consumo de fibra, proveniente de alimentos de origen vegetal como verduras, frutas, cereales integrales, legumbres y frutos secos.

 

Comentarios