Lágrimas sanadoras

La gente llora por muchas razones, pero más allá de mostrar sus emociones, llorar tiene mucho que ver con la salud ocular; los expertos te dan consejos
Silvia Ojanguren
04/12/2019 - 05:33

Un final feliz o un corazón roto, lo mismo que una basurita en el ojo o la “emoción” de cortar cebolla puede desencadenar un mar de lágrimas. ¿Te has preguntado cuál es la razón y qué tan importantes son?

Los especialistas de Alcon nos dicen que hay tres tipos de lágrimas:

Basales: Están todo el tiempo en nuestros ojos para lubricarlos, nutrirlos y proteger la córnea.

Reflejo: Se forman cuando necesitamos limpiar algún irritante como polvo o basurita: Son también las que derramamos al cortar cebolla.

Emocionales: Son producidas por cosas felices, tristes, temor u otras emociones.

Lloran más las mujeres que los hombres.

En Estados Unidos, las mujeres lloran en promedio 3.5 veces en promedio al mes y los hombres 1.9 mientras que en Chile lo hacen 3.6 y 1.2 veces y en Brasil 3.1 y 1.0

La doctora Lauren Bylsma de la Universidad de Pittsburg menciona que tal vez el valor del llanto va más allá de sus efectos fisiológicos, como la respuesta al dolor, y que realmente podría relacionarse más con la respuesta social que provoca; en pocas palabras, puede ser que las personas lloremos para informarle a los demás que necesitamos ayuda o atención. 

Llorar y llorar. Los expertos de Alcon cuentan algunos sencillos consejos que puedes seguir para cuidar las lágrimas y tus ojos:

Utilizar la regla 20/20/20 cuando veas la pantalla de tu celular o compu durante mucho tiempo: cada 20 minutos voltea a ver un objeto a 20 pies de distancia (6 metros) durante 20 segundos. Consume alimentos ricos en  Omega-3, pues estos mejoran la calidad y cantidad de nuestras lágrimas.

Usa lentes de sol grandes y con filtro UV de 99%-100%.

Es importante también que lleves una vida saludable, te hidrates constantemente y vayas a revisiones oftalmológicas por lo menos una vez al año para conocer cómo está tu salud visual y atenderte a tiempo.

TUS COMENTARIOS