Ejercita tu cerebro, esto tienes que saber

Ejercita tu cerebro, esto tienes que saber
Revelan por qué los niños y jóvenes tienen mayor capacidad de aprendizaje y los mayores, de analizar y discernir
Silvia Ojanguren
22/05/2020 - 09:06

Dice el dicho que “más sabe el diablo por viejo, que por diablo” y gracias a un estudio del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) tiene bases científicas.

El proyecto desarrollado en el Departamento de Farmacobiología de la Sede Sur del Cinvestav analiza las causas por las que niños y jóvenes tienen mayor facilidad de aprendizaje, pero es la gente madura, la que posee mejor capacidad analítica y de discernimiento.

Engranes de la mente. Los procesos de aprendizaje y recuerdos se dan en la región del hipocampo “giro dentado y área CA3”, dicen. La alteración en su actividad, en el envejecimiento, llamó la atención del grupo de investigación del Cinvestav dirigido por Emilio Galván Espinosa:

“La comunicación neuronal en esta región del cerebro disminuye durante el envejecimiento, lo que repercute en la dificultad de generación de nuevas memorias, aunque se ha encontrado un reforzamiento en la comunicación de neuronas CA3, responsables del proceso de asociación de recuerdos y razonamiento”, afirma.

Galván Espinosa explica que ambas funciones no operan de la misma forma toda la vida.

Momentos de la vida. Conforme se entra a la edad madura, las neuronas de CA3 pierden facultad de procesar nuevo conocimiento, pero aumentan la asociación de recuerdos o el conocimiento adquirido. Pero la reducción en la capacidad de aprendizaje no sucede por igual en todas las personas, pues en aquellas que han tenido a lo largo de su vida una dieta sana y han realizado ejercicios físicos y mentales (lectura), tarda más en presentarse. 

Los malos hábitos de vida impactan negativamente en el metabolismo neuronal, que terminan siendo acumulados en las células y esto, a su vez, afecta en la comunicación entre las neuronas.

Bajo la lupa. El grupo del Departamento de Farmacobiología emplea modelos animales (roedores) que representan los periodos de infancia, adultez y senilidad en hombres.

“Una vez que entendamos que es lo qué sucede en los procesos bioquímicos a nivel neuronal, se podrán hacer propuestas para revertir el proceso de disminución de capacidad de aprendizaje, como recomendar la administración de fármacos”, apunta Galván.

TUS COMENTARIOS