Mediación TSJCDMX

Una mañana de julio

Vie, 11/10/2019 - 10:15

Una mañana de julio, Susana y José pusieron fin a años de conflicto, de reclamos, enojos y, a veces, hasta odio. En el Centro de Justicia Alternativa (CJA), del Poder Judicial de la Ciudad de México, llegaron a acuerdos, que ahora les permite una convivencia más sana en la que, sobre todo Diana, su hija, resultó ser la gran ganadora.

A través de la mediación familiar, servicio gratuito que se ofrece en el CJA, Susana y José firmaron un convenio que tiene la fuerza de una sentencia dictada por un juez familiar, en el que acordaron: la pensión alimenticia que ya recibe Diana, así como un incremento anual; establecieron las visitas y las convivencias papá-hija y la guarda y custodia, a fin de recobrar gradualmente la relación y la confianza entre José y su pequeña.

Unos días antes, una pareja se presentó en la recepción del Centro, con evidente molestia entre ellos. Esa sensación se percibía por la manera como se veían, la forma en que se hablaban, que a veces llegaban a los gritos, y los respectivos reclamos sobre cuestiones relativas a la hija.

En Pre-mediación, Susana y José expusieron su conflicto. Él reclamaba ver a su hija y narraba los pretextos de Susana para impedirlo, mientras que ella relataba las veces en que José no daba dinero para las necesidades de Diana. Ambos comentaron que, antes de acudir al Centro, habían intentado hablar, pero siempre terminaban en pleito.

Cuando se les explicó en qué consiste el servicio de mediación familiar, que es gratuito y no necesitan abogado, lo aceptaron. Pidieron que la cita para la primera sesión fuera lo más pronto posible, a fin de dar inicio a su proceso. No es necesario hacer esa solicitud, se les dijo, porque entre las principales características del CJA, destacan las facilidades y rapidez en el servicio.

LA MEDIACIÓN. Al inicio de la mediación, Susana y José entraron a la sala con signos de molestia, sin querer hablar o mirarse. Pero su actitud se modificó en el transcurso de la sesión. Se lograron diluir esas actitudes gracias a que la mediadora generó confianza en ellos para hablar de sus problemas, exponer sus inquietudes y les dio la certeza de que estaba ahí para facilitar la comunicación entre ellos.

Al paso de los días, gracias a los logros obtenidos en las sesiones, José le ofreció disculpas a Susana por no haber estado presente cuando eran pareja, por no haber prestado atención a su hija y por haber pensado que las dos estarían siempre para él. La cara de ella se transformó de una de disgusto por una de grata sorpresa.

Susana comentó que el hecho de que le ofreciera disculpas, viniendo de él, era algo que agradecía desde el fondo de su corazón, porque sabía el esfuerzo que le implicaba hacerlo. 

Y reconoció que ahora les tocaba hacer equipo como padres, por su hija, aunque ya no fueran una pareja. Así inició esa mañana de julio, en la que Susana y José firmaron el convenio en el CJA.

poderjudicial cdmx.gob.mx /cja/cja-que-es-mediacion/ 

EDICIÓN

CDMX

11/08/2020

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

TOLUCA

11/08/2020

 

DESCARGA EL PDF
EDICIÓN

MORELOS

11/08/2020

 

DESCARGA EL PDF

TUS COMENTARIOS

LO MÁS COMPARTIDO EN VOCES

SUBMARINO POLÍTICO
LEO AGUSTO POLÍTICA
SUBMARINO POLÍTICO
LEO AGUSTO POLÍTICA