TRATÓ DE HUIR PERO SE DURMIÓ

Ebrio mata a su compañero de parranda a martillazos, en Toluca

Luego de pasar la noche bebiendo, dos sujetos pelearon y uno de ellos sacó un martillo para acabar con su rival

(Foto: Gerardo Mendoza)
Toluca 30/09/2018 15:03 Gerardo Mendoza Actualizada 15:04
 

Luego de una noche de parranda, dos sujetos se liaron a golpes hasta que uno sacó un martillo y asesinó a su rival en una casa ubicada a un costado del Parque 18 de Marzo, en esta ciudad.

Pero el homicida estaba tan ebrio, que al tratar de darse a la fuga, abordó su auto y se quedó dormido en el interior, por lo que pudo ser capturado por la policía.

El sangriento episodio quedó al descubierto ayer, alrededor de las 08:00 horas, en el inmueble ubicado en Privada de Benito Juárez entre las calles de Julio Pardiñas y Marcelino García Barragán, en la colonia Del Parque.

MANCHADO

Allí fue localizado en medio de un charco de sangre un hombre de unos 35 años que fue desfigurado a martillazos, principalmente en la cabeza. 

“A un lado estaba el martillo y el celular de la víctima. Una ambulancia del SUEM llegó y paramédicos certificaron que ya estaba muerto”, indicaron policías locales que resguardaron la escena del crimen.

De acuerdo con las primeras investigaciones, la víctima andaba ingiriendo bebidas alcohólicas con su amigo Julio César Aguilar Gutiérrez, de 37 años, quien rentaba un cuarto donde ocurrió el homicidio.

“Julio era inquilino, desde el viernes en la noche andaba tomando, entonces estaban solos ellos dos en el patio, luego ya ebrios se pelearon, pero Julio tomó un martillo y mató a su compañero, de lo borracho ya ni se acuerda de lo que hizo, fue una auténtica carnicería”, agregó la fuente policiaca consultada.

Tras cometer el asesinato, Julio abordó su Nissan Platina color gris con placas de circulación 861XDX, en el que intentó escapar.

“Al final no pudo ni manejar y se quedó dormido, de hecho así lo agarramos”, concluyeron autoridades.

El cadáver fue trasladado al Instituto de Servicios Periciales para la necropsia de ley.

 

Comentarios