EN EL ESTADO DE MÉXICO

Conoce al hombre que transforma los palillos en reconocidas obras de arte, en Toluca

Toluca 25/01/2019 16:25 Ximena García Actualizada 16:25

Pese a dificultades visuales, Mario busca plasmar en estos diminutos artículos la belleza cotidiana

 

TOLUCA.— Hace 28 años, don Mario descubrió que no había títeres miniatura, por lo que con su amor al arte se armó de paciencia y comenzó a labrar los primeros. 

Todo, con herramientas que fue improvisando y con la esperanza de poder inmortalizar su obra y la vida cotidiana mexicana.

Así, tomó pedazos de madera y con la ayuda aguja de una máquina de coser, un cutter, un alfiler caliente, una lima y sus uñas, lo convirtió en el primero de miles de integrantes de su familia.

Cada una de sus piezas representa el esfuerzo de una vista que, a sus 66 años de edad, aparenta estar cansada pero más firme que nunca.

En total, invierte entre ocho horas y tres días por pieza, porque hay algunas que sólo bailan, mientras otras, cobran vida cada vez que cada una de sus extremidades se mueve.

“He hecho a Pedro Infante y hasta a Brozo. La que más me gusta es un nacimiento que hice, ese tenía a una mujer con su hijo en la espalda que tallaba el tepetate. Pero hago lo que me encarguen mis clientes y los vendo a 200 pesos por pieza”.

Don Mario ha participado y ganado en más de 14 certámenes nacionales, incluso en uno en Japón, y hoy está ansioso porque participará en un concurso que se organiza en San Miguel de Allende a donde mandará una maqueta en la que se representarán los juegos tradicionales de México.

Las limitaciones físicas no lo detienen pues, aunque perdió casi todo su sentido auditivo, su alegría se mantiene intacta y eso se refleja cuando mira sus creaciones.

Don Mario busca seguir labrando palillos y plasmarlo en figuras que no rebasan los 18 milímetros pero que demuestran que para crear arte, no se necesitan grandes dimensiones y que en lo pequeño, a veces se aprecian mejor los detalles y la belleza de la vida diaria.

Comentarios