Ahora lo acusan de extorsión

#LordRollsRoyce seguirá preso

Emir Garduño intentó recoger sus boletas de empeño con amenazas de muerte

Foto: Archivo El Gráfico

Foto: Archivo El Gráfico

Toluca 26/10/2016 21:30 Redacción Actualizada 21:36
 

Por Ma. Teresa Montaño

EN ALMOLOYA DE JUÁREZ. La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) formuló un nuevo cargo contra Emir Garduño Montalvo, por su probable responsabilidad en el delito de extorsión, relacionado con presuntos amagos contra personal de la empresa Servicios Prendarios Provedencia, a quienes supuestamente amenazó, con el apoyo de guardaespaldas armados, para que le devolvieran las facturas de 10 vehículos que habría depositado en garantía de préstamos en efectivo por más de 2 millones de pesos.

Luego de que el pasado lunes, el llamado #LordRollsRoyce estuviera a punto de abandonar el penal de Chiconautla, tras depositar una garantía por más de 5.6 millones de pesos para poder continuar el juicio de lavado de dinero en libertad, ayer la representación social le formuló un nuevo cargo del que se declaró inocente.

Garduño Montalvo rechazó los cargos y acusó al procurador general de justicia, Alejandro Gómez Sánchez, y al gobierno estatal de emprender una “cacería de brujas” en su contra y contra su familia, quien enfrenta continuas amenazas, hostigación y persecución, dijo.

De acuerdo con lo denunciado por la representación social y por lo cual podría enfrentar ahora un juicio por el delito de “extorsión con modificativa”, Emir habría amagado a personal de la citada casa de empeños, para recuperar facturas de 10 vehículos que dio en garantía por distintos préstamos de entre 100 mil y 500 mil pesos.

En esa ocasión llegó al mediodía a la empresa ubicada en Metepec y acompañado por sus guaruras, algunos de ellos armados, exigió a los empleados la entrega de recibos y facturas de los vehículos, a la vez que con palabras altisonantes y humillantes, los amenazó de muerte. 

Así lo afirmó el denunciante a quien Emir identificó como Francisco Sánchez, quien le facilitaba los trámites, dijo, para realizar las transacciones, pues le daba comisiones de entre 20 y 30 mil pesos.

Según el denunciante, ese mismo día, 1 de octubre de 2015 por la noche, los guaruras fueron por él y lo condujeron hasta donde estaba Garduño quien le exigió la entrega de las facturas.

Tras más de tres horas de audiencia, la defensa de Garduño solicitó la duplicación del término constitucional de 72 horas para resolver su situación jurídica.

Comentarios