en toluca

Edifican esperanza en madera en Ocuilan y Joquicingo, tras sismo

Ximena García, El Gráfico
Miebros de Techo Estado de México construyen casas para damnificados por sismo
Ximena García
02/12/2017 - 14:03

Dos meses han pasado del sismo que dejó a miles de mexicanos sin casa, sin un futuro cierto. La esperanza poco a poco se ha ido recuperando, sin embargo, falta mucho por hacer cuando sobre los corazones rotos aún no hay techos firmes que los resguarden del miedo, de las dudas, pero también del frío y sus inclemencias.

Se la rifan. Es por ello que, en forma de casas de emergencia, los miembros de Techo Estado de México decidieron alzar las palas, picos, barreras y martillos, y llevar amor y esperanza a Ocuilan y Joquicingo.

“Después del 19 de septiembre, se inició la primera etapa de la contingencia para la construcción de las viviendas de emergencia, hicimos una visita a los afectados tanto aquí en el Estado de México como en Puebla, Ciudad de México, Morelos y Oaxaca, fue un mes para las visitas para las comunidades afectadas, hicimos a jerarquización y determinamos las zonas en las que podíamos hacer una intervención”, comentó Eduardo Armeaga, director local de Techo Estado de México.

Recordó que tuvieron que tomar en cuenta el nivel de recaudación con el que cuenta la organización civil Techo, por lo que se decidió llevar a cabo la construcción de 100 viviendas de emergencia en el Estado de México, en distintas fases.

“Nos fuimos el 16 de noviembre, fuimos a construir las primeras 18 en el municipio de Ocuilan, en la comunidad de Santa Lucía, y tras dos días de construcción nos fuimos a Joquicingo para construir otras 17”.

De calidad. Las casas de emergencia son módulos habitacionales de 18 metros cuadrados de 3x6, están hechas de madera recubierta con un material llamado fibracemento, tienen una durabilidad mínima de 20 años que puede extenderse hasta 40, dependiendo de la atención que reciba. 

Está cimentada en pisos de tierra y se puede levantar en un día si la construcción está a cargo de techeros experimentados, aunque la puede levantar una persona sin ningún conocimiento de construcción.

“En esta ocasión contamos con el apoyo de chicos desde 14 años de edad, hasta gente mayor que estuvo de parte de algunas empresas que donaron para la construcción. El costo de la vivienda que dimos al público para que pudieran donar a nuestra organización fue de 50 mil pesos, esto incluye los materiales de la vivienda, la logística, la investigación, la etapa de posconstrucción, eso lo cerramos para la etapa de emergencia porque el costo es más elevando usualmente”, añadió Eduardo.

Dio a conocer que la sociedad en general se puede sumar a la construcción de las casas de emergencia y así poder dotar de esperanza y un techo digno a los damnificados, no sólo del Estado de México, también en Oaxaca, y otros estados damnificados, mismas que arrancan 16 de diciembre.

“A través del correo [email protected] se pueden sumar a las acciones locales, tendrán los voluntarios que aportar una cuota de recuperación que contempla un seguro contra accidentes, una playera y la comida de todos los voluntarios, es de 400 pesos por persona. Aunque contamos con herramienta por parte de la oficina, todavía estamos recibiendo donaciones de palas, matracas, barretas, desarmadores, martillos, feloxómetos de 8 metros, que son utilizados al armado de las viviendas”.

(Ximena García, El Gráfico)

 

TUS COMENTARIOS