Son gays y homofóbicos

Atacan con machismo y misoginia, aunque son homosexuales
Cecilia Rosillo
18/10/2018 - 05:18

La homofobia no es algo que sólo los heterosexuales (personas que se sienten atraídas por personas del sexo opuesto) expresan, también los homosexuales lo hacen, aunque suene ilógico.

La homofobia es una forma de discriminación hacia aquellos que sienten atracción sexual por personas de su mismo sexo, pero ellos mismos la ejercen sobre otros que como ellos son homosexuales, pero viven esta diversidad de manera “no aprobada”.

Esto tiene su base en la misoginia y el machismo, que no sólo son comunes sino vistas como conductas deseables que independientemente de la orientación sexual de las personas, influyen de manera deliberada o inconsciente en todas las personas para expresar su género (hombre o mujer) pues desde pequeños crecemos con estereotipos muy difíciles de erradicar como: 

Mostrar cualquier rasgo de debilidad nos vuelve “femeninos”; el rosa es de niñas y por consiguiente, de inferiores; la fuerza es rasgo varonil y quien no llora es más fuerte y más macho, aguantador; entre muchos más.

Decir “eres una pasiva” es homofobia homosexual, porque entre más un hombre se parezca a una mujer, menos valor tendrá. De hecho, pasiva, jotita, chusca, pájara y demás adjetivos funcionan como genéricos y son los insultos preferidos por aquellos que ven en lo femenino algo digno de burla. Bromear con ello es serio porque a veces no está fácil distinguir la frontera entre el chiste y el insulto. 

Otro ejemplo es decir, “a mí me gustan los hombres, no los intentos de mujeres”, que expresan cuando un homosexual no acepta que un hombre homosexual tome actitudes femeninas, pues les gusta andar con hombres, y si quisieran andar con una mujer andarían con una “de verdad” y no con una imitación. Cosa que se lescomplica, cuando hablan de personas trans.

Más grave es cuando expresan: soy gay, pero estoy en contra de la adopción homoparental, pues justificar que la orientación sexual tiene una relación proporcional con la calidad de paternidad y que los discapacita para ello.

“Ya no hay activos” es otra frase homofóbica, pues los activos suelen verse como objeto de deseo ene la comunidad gay, y su estereotipo es hipermasculinizado, ultramarcados, sin rasgos que puedan mostrar feminidad, con lo cual se sobrevalora la masculinidad tradicional. 

Entre menos “se le note” y más se asemeje a un macho alfa más será asediado y codiciado. Y de aquí se desprende otra frase de homofóbica: “no se te nota” pues si es una especie de halago, el que se note es lo contrario.

También decir “hay que ser discretos” refuerza que se acepta a los gays, siempre y cuando no sean “descarados” o “exhibicionistas”. Es decir: está bien que seas gay, siempre y cuando no lo parezcas y lleves a cabo tus prácticas en lo oscurito. 

Muchos homosexuales dicen cosas como “vivo mi preferencia sexual en mi cama, no tengo que andarlo gritando”.

Otras frases:

Nos discriminan por “ellos”: típicamente por lo que se toma como femenino: no les gustan los hombres que se maquillan.

Soy gay y no acepto afeminados. No voy de la mano en frente de un niño, para no confundirlo. Tomar de la mano a una persona del mismo sexo no cambia la orientación sexual de los testigos de la escena, es dar la razón a los homofóbicos heterosexuales.

TUS COMENTARIOS