¿Cómo tener relaciones tras un aborto?

Sexo 17/01/2019 05:18 Cecilia Rosillo Actualizada 10:25
 

La palabra legrado está automáticamente asociada a una interrupción premeditada del embarazo, que siempre ocurre después del sexo sin protección, sin embargo, el aborto no es la única razón por la cual es necesario realizarlo, y pese a que es un procedimiento que no debería conllevar riesgos graves, sí hay cuidados necesarios que deben ser considerados.

Existen dos necesidades básicas para hacerlo, una es coger muestras del endometrio para analizarlas y otra es vaciar el interior del útero, las razones son: retirar el DIU, este anticonceptivo se incerta en el interior del útero y debido al tiempo o a problemas con el endometrio puede quedarse incrustado o atascado dentro de éste, lo que imposibilita su extracción normal, el legrado elimina todo el endometrio que retiene el DIU.

También es necesario para la detección temprana del cáncer de útero o de endometrio y para el tratamiento sobre  irregularidades menstruales, ya sea por ser abundantes o irregulares; en casos de abortos provocados o terapéuticos con el fin de extraer el embrión fecundado del útero y el resto del endometrio, ésto solo en el primer trimestre del embarazo por decisión de la madre o por problemas con el feto.

CUANDO ES INVOLUNTARIO

Otra de las razones es cuando se vuelve  necesaria la limpieza luego de un aborto involuntario, para extraer el embrión y tejidos no expulsados por completo para evitar infecciones y complicaciones. Las primeras 24 horas deben ser de reposo para reincorporarse poco a poco a la rutina, se realiza casi siempre bajo anestesia general, por lo que los primeros días después del procedimiento es normal sentirse mareada, adolorida, con sensaciones de punzadas en el vientre y a veces con náuseas, diarrea o con  vómito. El cuello uterino permanece dilatado por dos semanas más y es normal que se presenten sangrados debido a la sensibilidad del área, pero no debe ser abundante ni venir acompañado de mareos o coágulos, para contenerlo no se deben usar tampones, duchas vaginales y baños en tina, durante  15 días.

ES MEJOR SIN TENER  SEXO

Las relaciones sexuales deben evitarse hasta que el sangrado desaparezca, en unos 15 días, pero muchos doctores recomiendan una cuarentena similar a la que se sugiere después de un parto, y al retomar la actividad sexual se debe usar protección, pues la probabilidad de volver a quedar embarazada es muy alta, y a   contraer una infección muy severa.

Aproximadamente a los 30 días, el tejido que recubre el interior de la matriz, va restaurándose al igual que la ovulación, por lo que la menstruación puede regresar alrededor del día 40. Se recomienda no hacer ejercicios pesados como correr o levantar grandes pesos pues aumenta el sangrado y el tener cólicos. 

Los riesgos más comunes son tener una infección, inclusive por las mismas bacterias de la mujer, los instrumentos que se introducen o los gérmenes que se encuentran en la vagina; los desgarros por la manipulación o dilatación del cuello uterino durante el procedimiento que se soluciona al momento, cosiendo o con cirugía si es muy extenso.

Comentarios