Cómo hacer frente al abuso sexual en menores

tarea consejos sexualidad vida sexual
Hay medidas de seguridad para evitar que los menores de edad sean víctimas de agresores sexuales
Cecilia Rosillo
18/07/2019 - 05:18

Existen, de acuerdo con  los sexólogos y educadores sexuales, acciones básicas que se deben contemplar para poder hacer frente al abuso sexual en menores de edad, las cuales también son efectivas para los adultos en riesgo. Nueve son las más importantes, según Vicenta Hernández, sexóloga experta en abuso sexual infantil:

1.- Los menores de edad deben avisar a sus padres, tutores o adulto a cargo de su cuidado dónde están y pedir permiso. El problema con los adolescentes y preadolescentes, dicen los expertos, es que hacer esto les da la sensación de verse infantiles, por ello mientras no cambiemos estas percepciones será muy complejo protegerlos dando ventaja a los agresores sexuales, que son muy buenos para detectar esos puntos débiles en ellos y los retan con frases como “pensé que eras una mujer más madura” “o no creí que a tu edad tuvieras que pedir permiso a mami”. Esto curiosamente es un gancho hasta en mujeres mayores u hombres que tienen una sexualidad complicada, con prejuicios o dudas.

2.- No hacerlos sentir culpables. La culpa es una de las armas más poderosas de los abusadores, pues primero usan la culpa de los menores frente a sus padres (los hacen creer que ellos tienen la razón y son mal entendidos y víctimas de la incomprensión de sus papás) y después de la que les generan con ellos para dominarlos. Lo que los vuelve más vulnerables antes los agresores.

3.- Ser enfáticos en que nadie puede tocar su cuerpo. Esto incluye a conocidos, desconocidos, y hasta familiares cercanos, como los propios padres o padrastros.

4.-No perderlos de vista jamás, ni dejarlos alejarse. Un grave error que tienen muchos padres es dejar que los hijos, por ejemplo, caminen en la calle detrás de ellos. Uno de los trucos que usan secuestradores y abusadores sexuales es distraer a los padres para apartar al niño. Es importante siempre tenerlos a la vista y cerca.

5.-No aceptar regalos de ningún tipo o tamaño a cambio de besos, abrazos o caricias. Darles por esto dulces, juguetes o cualquier otra cosa enseña a los niños que tienen precio y que si les dan algo están comprometidos a corresponder con lo que les pidan.

6.-Nadie puede fotografiarlos, ni mucho menos subir fotos de ellos a redes sociales. Lo más peligroso es que se suban fotos o videos de menores con datos personales como escuela, nombres, que bien se pueden ver en el uniforme escolar. Es mejor evitar publicar fotos de menores.

7.-Estar atentos a los sitios web que visitan. Esto no es un atentado a su privacidad, la seguridad es tarea de los padres, deben y pueden hacerlo, el adulto es responsable de la seguridad del menor hasta que sea capaces, por ellos mismos, de cuidarse solos, esto incluye saber con quien si o con quien no es conveniente tratar, hasta qué contenidos le ponen o no en riesgo. Los aparatos con sistemas de internet deben ser familiares y no estar en las recámaras, pues ahí es donde más vulnerables son.

8.-Tener reglas y límites con el uso del celular. Poner horarios y saber con quién tiene contacto es indispensable para protegerlos. Hay que enseñarles que esto es reflejo de cuidado y amor entre miembros de la familia, no control.

9.- Fomentar la confianza y conocer lo que es la consecuencia. Enseñar a los hijos que todas las acciones tienen consecuencias (buenas y malas) y ayudarles a asumirlas es primordial para que comprendan que confiar tiene límites y condiciones. La confianza de los hijos es algo que los padres se deben ganar, como cuando los hijos dicen la verdad y no se les cree o por cuando confiesan y son reprendidos sin aclararles que el acto cometido tiene una consecuencia, pero no es por decir la verdad, esta siempre debería agradecerse, ellos así aprenden a decir lo que los padres quieren oír, pues no confían en ellos.

TUS COMENTARIOS