RELATOS SEXUALES

“Nada me excita más que los pezones”, por Helena La Mala

“Nada me excita más que los pezones”, por Helena La Mala
(Foto: Archivo, El Gráfico)
Sexo 22/09/2021 15:09 Helena Danae Actualizada 15:09
 

Hola, mis amores, feliz miércoles a [email protected] Espero que su semana vaya de maravilla. Hoy quiero hablarles sobre una parte sensible del cuerpo de las mujeres: los pezones.

Así como debemos poner especial atención al clítoris, también debemos ponerla en esa parte tan sensible de las ‘lolas’.

¿A cuántas no nos ha tocado que los muerdan desde el primer instante en que empieza el cachondeo? Eso no siempre es lo mejor. Son zonas sensibles que debemos estimular.

En mis columnas, suelo narrar que me apretaron y pellizcaron los pezones, pero para llegar a ese punto hubo un ‘pre’ que me dejó encendida. Así que, para preparar esa zona, les voy a dejar un pequeño tutorial.

Recuerda que las ‘Lolas’ juegan un papel importante, no puedes llegar solo al ‘mete saca’.

El acto de desnudar también es parte del juego. Bájale suavemente los tirantes de la blusa y desabrocha con destreza el clip del sujetador, admira cómo botan esos melones cuando quedan sin soporte y ve esa caída natural. Comienza con besitos en el cuello, la lengua también puede participar, ve recorriendo su pecho hasta llegar a los pezones, lame la areola ignorando un poco el pezón, ese poquito que sobresale de la parte café de la ‘boob’. Usa tus manos para apretar suavemente los senos y ve acercándote a los pezones. Todo el círculo es parte de este glorioso amigo, así que no vayas directo a pellizcar sólo las puntas.

Puedes humedecer tus dedos con saliva y moverlos de un lado a otro, poniéndolos erectos. Vuelve a jugar con la boca, succiona la mayor parte que puedas abarcar de esa Lola, chupando hasta terminar en los pezones y jala un poquito.

Ya bien lubricados con tu saliva, ahora sí empieza a apretarlos un poco más duro; la saliva, para que tus dedos resbalen, y la presión, serán perfectos.

Fíjate en las reacciones de tu pareja. Si se quita al momento que hagas un movimiento, tal vez debas ir más despacio; si se aprieta contra ti, significa que le está encantando y puedes aumentar la intensidad.

Puedes usar tus manos para abarcar todos sus melones y dejar que la piel se escape entre tus dedos, acariciar el contorno y la forma de sus pechos.

Por último, quiero decirles que estos tips también aplican para los pezones de los hombres; también son terminales nerviosas. Si lo pruebas, puede que te guste tanto, que la próxima, el juego sea en tus pezones.

El chiste es sentirse cómodos y amados. La comunicación siempre es clave; hablen todo y sin tapujos, para que todo sea perfecto.

Espero que les sirvan mis consejos y los pongan a prueba. Ojalá me platiquen cómo les fue o que otras técnicas les encantaría probar. Nos leemos la próxima semana. Los [email protected]

Comentarios