CALIENTE POR SBER

“Mi hija lesbiana va a ser madre y me aterra el qué dirán”

“Mi hija lesbiana va a ser madre y me aterra el qué dirán”
(Foto: Unsplash)
Sexo 11/10/2021 17:35 Actualizada 17:35
 

PREGUNTA: Mi mujer dice que soy un macho. Quiere que vaya a tomar un taller con hombres como yo. No me interesa contar mis asuntos a desconocidos ni tampoco escuchar las cuestiones de los demás. Es mi vida privada y la de mi mujer, nadie tiene por qué saber qué sucede de aquí para afuera. Yo, desde niño, entiendo que una familia necesita un hombre fuerte, uno que sepa mandar, uno que tome las riendas y las decisiones.

RESPUESTA: Algunas personas entendemos a la familia como un equipo en que las decisiones se deben de tomar en conjunto. Varias cabezas piensan mejor que una y los problemas de la vida cotidiana se pueden resolver mejor cuando todos están involucrados, eso crea un hábito de comunicación y ayuda. Una familia necesita un hombre fuerte y también mujeres e hijos fuertes, pero también sensibles, inteligentes, cariñosos y generosos. Ya es antiguo pensar que una familia debe caer en los hombros de una cabeza. Inténtalo.

 

PREGUNTA: Me la paso arrepentido de lo que no logré en años pasados. De las malas de decisiones de trabajo, de las oportunidades que no aproveché. De las mujeres con las que no intenté tener algo, de las veces que se me pasó un negocio. Arrepentido de no aprovechar más esa juventud y ese ímpetu. Siento que ya se me fue el tiempo…las mejores circunstancias de mi vida. ¿Qué debo hacer?

RESPUESTA: Existe un proverbio chino que dice: “El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años, el segundo mejor momento es ahora”. Lo mismo te digo yo, todo lo que no hiciste, todas las relaciones que no alimentaste, todas las decisiones que no tomaste ya se fueron. Pero hoy existen nuevas oportunidades de trabajo, negocios y romances que retomar. Pensar en el ‘hubiera’ solo te frustra más. Abre los ojos al presente para que puedas ver oportunidades con claridad.

 

PREGUNTA: Mi hija va a convertirse en madre en pocos meses. Ninguna de mis amigas sabe que la pareja de mi hija es otra mujer, he ocultado que mi hija es lesbiana, pero quiero festejar y compartir a mi nietecita con el mundo. Sin embargo, debo confesar que me aterra que lo sepan mis amigas. ¿Qué debo decirles cuando me pregunten por la boda y el padre de la criatura? Ya se lo advertí a mi hija, no voy a poder seguir guardando el secreto. ¿Qué hago?

RESPUESTA: Me parece que es el colmo que en estos días sigas pretendiendo que te puedes esconder de los ojos de los demás. Solo tú te estás engañando, pues, seguramente, todos tus allegados saben ya eso que crees que ocultas. A tus espaldas seguro lo comentan. Debes aceptarte a ti y aceptar a tu hija, eso te ayudará a quitarte un peso enorme de tu corazón. Si tu hija es feliz, no tiene sentido seguir guardando secretos. 

 

PREGUNTA: Estoy harta de las mentiras de mi esposo, de su manera de hacerme sentir culparme por todo lo que en estos años no ha logrado. Sus acusaciones son constantes, como si yo lo hubiera frenado. Desde que estamos separados, me siento mejor, pero los fines de semana se me hacen terriblemente largos y me siento muy sola. Extraño nuestros encuentros sexuales, su manera de tocarme, su calma al darme placer. ¿Qué debo de hacer?

RESPUESTA: Quizás lo que ustedes necesitan es una buena terapia de pareja que les permita reencontrarse. Muchas personas tienden a sentirse frustradas al ver pasar el tiempo y darse cuenta que muchos sueños no se hicieron realidad, pero muchos otros sí. Encontrar una pareja sexual con la que uno se puede comunicar no es fácil. Si extrañas su piel y sus caricias no todo está perdido. Habrá que ver si se pueden arreglar las cosas entre ustedes. Y, si no es así, deberás retomar la vida y buscar, en otra parte, diversión para los fines de semana.

 

PREGUNTA: Me gusta hacer castings porque, aunque no soy famosa, sé que soy actriz en potencia. Tengo talento y puedo representar a una mujer en diferentes facetas de la vida. Puedo hacerme la inocente, la madura, puedo llorar con facilidad, puedo ser grande detrás de las cámaras, pero mi novio es muy celoso y me trata de convencer de que eso no es seguro, que no debo seguir con eso. Ayuda. ¿Qué puedo decirle para convencerlo de que me permita seguir siendo actriz?

RESPUESTA: Cambia tu narrativa. No debe ser tu novio quien te permita o no te permita algo. Eres tú la que viene al mundo a conquistar sus sueños. Es verdad que en algunos castings hay engaño y hasta peligro, pero no te puedes detener por las inseguridades de alguien más. Los celos en tu pareja son sus miedos. Una pareja celosa e insegura es de pensarse.

Comentarios