RELATOS ERÓTICOS

"Me separó los muslos y sentí una estocada", por Lulú Petite

Lulú Petite, relato erótico, relaciones sexuales, erotismo, sexo
(Foto: Archivo, El Gráfico)
Sexo 02/09/2021 16:03 Lulú Petite Actualizada 17:13
 

Querido diario: Estamos en la cama jugueteando. Sus manos recorren mi cuerpo. De pronto, me toma por un tobillo, acaricia mi pie, me besa el dedo gordo y se lo lleva a su boca.

Me chupa los dedos y, no me lo esperaba, pero siento cosquillas por todo mi ser.

—¿Te gusta?, me pregunta con un dedo en su boca.

—Ni digas —respondo avergonzada por lo mucho que estaba disfrutando. Cierro los ojos y siento su lengua recorrerme el empeine, la espinilla, mis rodillas, las corvas, los muslos. ¡Carajo! Qué lengua deliciosa. ¡Qué sensación!

Con los ojos todavía cerrados, suelto un gemido. Él sigue lamiendo mi cuerpo. Me chupa el abdomen, hasta trepar a mis senos para recibir su boca en mis pezones. 

Temblando, le agarro la cabeza cuando me los chupa, jalando su pelo un poco.

Me toma en sus brazos y me abre las piernas; mientras yo alcanzo un condón, me separa más los muslos y me penetra de una estocada.

Él se mueve vigorosamente. Su sexo se clava al fondo; en cada estocada sus bolas golpean mi vagina y su pubis roza mi clítoris. La vibración y la penetración hacen que me incendie por dentro.

Aprieto las sábanas y cierro los ojos; mientras siento los espasmos, una ráfaga de energía recorre mi cuerpo y estallando en millones de partículas de placer me inundan las venas y me nublan los sentidos. Es un orgasmo tremendo, maravilloso. ¡Caramba!

Él se viene casi al mismo tiempo que yo, después se deja caer en el colchón con una sonrisa iluminándole el rostro. Me gustan esas sonrisas, significa que fue un trabajo bien hecho.

Hasta el martes, Lulú Petite.

Comentarios