RELATOS SEXUALES

"Me puse muy cachonda con una pareja de novias vestidas de colegialas", por Lulú Petite

"Me puse muy cachonda con una pareja de novias vestidas de colegialas"
(Foto: Archivo, El Gráfico)
Sexo 17/06/2021 13:33 Lulú Petite Actualizada 16:40
 

Querido diario: Es un sueño, pero invadido de recuerdos. Me soñé en la agencia de El Hada, donde trabajaba hace tiempo. 

Era, seguramente, la mejor agencia de mujeres de la Ciudad de México. Trabajábamos a domicilio, pero al principio era en un departamento que tenía en Polanco.

Soñé a dos chicas. Sara y Valentina. Eran novias. Las soñé sentadas frente a mí, en los sofás de la sala donde recibíamos a las visitas, antes de pasar a una habitación. 

Ellas estaban con sus disfraces de colegialas. Lo usábamos a veces en el horario vespertino: coletas, falditas cortas tipo uniforme, poco maquillaje, blusas de botones y calcetas. Valentina tenía la piel muy blanca y con el cabello castaño, tirándole a rojo. Sara era una morenita de pelo ondulado y enormes senos.

Yo las miraba fijamente y ellas, como si yo no estuviera presente, se besaban enroscadas en el sillón. 

Sus manos jóvenes recorrían sus curvas e iban desnudando piel por episodios. 

Pero sus besos eran tan entusiastas y genuinos que, te juro, me ponían muy cachonda.

No quiero confundir a nadie, me gustan los hombres, pero siempre he tenido este gusto morboso por el sexo entre mujeres y me pone muy caliente. 

Fundidas en un abrazo, devorándose sus labios y enredándose en sus melenas, roja y negra, rizada y lacia, el juego de besos era una delicia que sólo incrementó cuando el tremendo seno de Sara salió de la blusa y Valentina comenzó a chupar el pezón erguido, perfecto. 
Las faldas levantadas, los muslos abiertos, ellas apasionadas, dispuestas, quizá enamoradas y dejándose llevar.

Justo en ese momento, desperté y no tuve otro impulso que el de masturbarme recordándolas.

Hasta el martes, Lulú Petite

Comentarios