RELATOS PICANTES

Como Yeri Mua, Lulú Petite trae los chacales por detrás y hasta encima de ella

Como Yeri Mua, Lulú Petite trae los chacales por detrás y hasta encima de ella

(Foto: Especial)

Sexo 18/01/2024 15:39 Lulú Petite Actualizada 15:39
 

Querido diario: Había en él un salvajismo lujurioso: Piel oscura, gruesa, manos grandes, brazos duros y con ríos de arterias dibujados bajo su piel. Cuello ancho, mandíbula cuadrada, pelos cortos y parados, bigotito a la Pedro Infante, cejas pobladas y seño fruncido. Un chacal perfecto.

Me puse de rodillas frente a su cuerpo desnudo y miré su miembro mientras crecía delante de mis ojos. 

Se le puso dura, enorme, venosa. De su cabecita circuncidada salía una gota aceitosa que brillaba haciéndola lucir aún más deliciosa.

Empecé por masturbarlo despacio, mirando el precioso miembro que me iba a comer. 

Con el dorso de mi mano recogí el exceso de lubricación que resbalaba ya por el tallo de aquella durísima herramienta.

Sentirla en mi boca fue estupendo. Aún con el condón, sentí lo tibio de su carne, las texturas de sus venas, el palpitar de su sexo. Con su miembro en mi garganta, apreté sus testículos suavemente, él gimió, pero me dejó jugar. Los acaricié como si fueran cerámica, como si con ellos pudiera modelar una escultura de barro.

Me tomó entonces del mentón y me obligó a levantarme. Me recibió en su boca con un beso salvaje, masculino, atrevido. Me comió la lengua, los dientes, los labios, mientras sus manos salvajes apretaban mi cintura, exprimían mis tetas, jugaban con mis pezones.

No sé cómo, en un movimiento, puso sus antebrazos musculosos debajo de mis muslos, me cargó y en un solo lance me ensartó a fondo.

Sentí su miembro tremendo partirme de tajo, colarse en mi entrepierna y estremecerme hasta la nuca. 

Lo sentí moviéndose dentro, impactar mi sexo, golpear mi clítoris, remover mis vísceras. Su boca, comiendo mi lengua en un beso interminable, me provocaba mayores escalofríos.

Sin sacármela, se tumbó en la cama, conmigo bajo su cuerpo, empalada, taladrada, sintiendo cómo, a golpe de sus arremetidas salvajes disfrutaba yo de un orgasmo tras otro.

Hasta el martes, Lulú Petite

Google News - Elgrafico
Temas Relacionados
Lulú Petite Yeri Mua

Comentarios