RELATOS ERÓTICOS

“De ladito y apretándolo, una embestida muy cachonda”, por Lulú Petite

“De ladito y apretándolo, una embestida muy cachonda”, por Lulú Petite

(Foto: Archivo, El Gráfico)

Sexo 07/06/2022 15:35 Lulú Petite Actualizada 15:35
 

Querido diario: Llego cansada. Apenas puedo mantener los ojos abiertos, bostezo al salir del coche y subo a tu habitación.

Bajo del elevador y respiro hondo. Son casi las cinco de la tarde, pero el cielo está tan nublado, que parece un anochecer prematuro. Abres la puerta y me recibes con una sonrisa. En el tocador, junto a mi pago, hay una cajita de chocolates, de los que me gustan. Eres lindo y siempre tienes detalles conmigo.

Te abrazo para saludarte y, al acercarme, siento el bulto de tu pene ya parado. “Aguanta tantito”, pienso, apenas nos estamos saludando. Te doy un beso y conversamos un poco antes de meternos a la cama.

Tus caricias exploran mi piel despacio, bajando por mi espalda, apretando mis nalgas, acariciando mis muslos. Tomas un condón del buró y me lo das.

Miras cómo te lo pongo con la boca y comienzas a gemir. Tu respiración se acelera, quitas el pelo de mi cara, para ver tu miembro en mi boquita.

Me tomas de la barbilla y me pides que te dé un beso, trepo hacia ti buscando tus labios y, mientras subo por tu pecho, aprovechas la posición de mi cuerpo, para abrirme las piernas y empalarme de golpe.

Siento tu miembro entrar a mi sexo y comenzar a taladrar levantándome un poco. Bebo un beso suave de tu boca y comienzo a cabalgarte.

Te mueves con fuerza. Me coges riquísimo. Cambiamos de posición. Me lo haces de ladito, apretándome las tetas y besando mi espalda, me la metes duro hasta venirte.

Tiras el condón lleno a un lado de la cama, y me abrazas. Así nos quedamos, acurrucados de cucharita.

Cuando despierto ya es de noche. Miro mi celular. ¡Pasan ya de las nueve! Tenía otro compromiso y veo el hilo de mensajes tratando de confirmarlo.

Me levanto de prisa y me meto a la ducha. Tú abres también los ojos y sonríes. Te lanzo un beso. No lo voy a negar, estaba cansada y fue un sueño reparador. Le escribo un mensaje disculpándome al chico que iba a ver. Me responde. Aún tiene ganas.

Hasta el jueves, Lulú Petite

Comentarios