RELATOS SEXUALES

“Despacio y exquisito, este ruquito sabe del delicioso”, por Lulú Petite

“Despacio y exquisito, este ruquito sabe del delicioso”, por Lulú Petite

(Foto: Archivo, El Gráfico)

Sexo 12/05/2022 14:08 Lulú Petite Actualizada 14:08
 

Querido diario: Julio es un buen cliente. Enamoradizo, cachondo y cariñoso. Anda entre los cincuenta y los sesenta. Siempre me hace el amor despacito.

No es de los que te brincan encima, ya con el pito parado y como queriéndote arrancar la ropa de un zarpazo, al contrario. Él se desnuda por su cuenta, acomoda su ropa en el tocador, con calma y cuidando que nada se arrugue, acomoda las almohadas y se mete a la cama sin más nada que sus chones.

Como lo conozco, hago lo mismo y me meto a su lado desnudita. Entonces, él comienza a besarme. Con sus manos va acariciando, milímetro a milímetro, cada parte de mi cuerpo.

No exagero, comienza por acariciarme el cabello y no para hasta besar los dedos de mis pies. No lo hace con prisa y, por si fuera poco, me toca con tan buen tacto y masculinidad que, inevitablemente termina por excitarme.

Él dice que le gusta así, que eso de coger por coger a él no le va. A él le gusta hacer el amor. Según dice, el amor se hace, y se hace poco a poco. Los platos más sabrosos se guisan a fuego lento y no hay nada que se disfrute más que quien, ingrediente por ingrediente, va poniendo su sazón al plato suculento del amor.

Para cuando me la mete, yo estoy tan, pero tan caliente, que no tardo en venirme. Apenas entra, lo abrazo, lo jalo, lo estrecho. Aprieto mi sexo para retenerlo y me muevo hasta explotar mi orgasmo, apenas ve que me vine y él, como si tuviera su naturaleza sincronizada con la mía, explota.

Ayer, me confesó su secreto. A cierta edad, dice, es difícil durar en la cama. Como buen eyaculador precoz, aprendió primero a calentar a su pareja. Después, contenerse hasta que se venga y al final, dejarlo salir todo. Así es esto, me dijo:

—Cuando picas, o te aplicas o no lo platicas —me explicó como el amo de las frases hechas que es.

Al ver que su frase me provocó risa, sentenció triunfal: “Lo dice el dicho, el amor dura, lo que dura dura”.

Hasta el martes, Lulú Petite

Comentarios