RELATOS ERÓTICOS

“La intrusa nos descubrió, cuando me inyectaba su rica virilidad”, por Lulú Petite

“La intrusa nos descubrió, cuando me inyectaba su rica virilidad”, por Lulú Petite

(Foto: Archivo, El Gráfico)

Sexo 09/06/2022 15:04 Lulú Petite Actualizada 15:04
 

Querido diario: Miro hacia el techo y veo mis pies en el aire. Mis piernas están recargadas en su pecho y mis tobillos a la altura de sus hombros. Apunta su erección a mi sexo y lo va metiendo, luego me jala de la cintura y termina de ensartarse.

Me besa un pie, mientras comienza a moverse. Nos miramos a los ojos. Me clava su estocada con fiereza. Se mueve rico.

Dobla mis rodillas y las acerca a mi pecho y entra más profundo. Siento su sexo en mis entrañas, disfruto cómo se mueve.

Me separa las piernas y termino rodeándole la espalda con muslos y pantorrillas.

Se clava y, entrando y saliendo, va inyectando su virilidad entre mis piernas.

De pronto, me besa y se clava más hondo, vaciando en elere condón hasta la última gota de su semen.

Yo me muevo un poco más, me contorsiono tratando de rescatar algo. Tengo el orgasmo tan cerca. Pero no alcanzo.

Él se tumba a mi lado, boca arriba, mirando al techo con una sonrisa satisfecha. Yo lo abrazo y me quedo a su lado, todavía con la sensación de su miembro palpitándome en el sexo. Respiro profundo buscando paz, justo cuando tocan a la puerta con fuerza.

—Toc, toc, toc —se escucha.

Brincamos de la almohada y nos incorporamos en la cama alertas. No habíamos pedido nada al cuarto.

—Toc, toc, toc —suena más fuerte, como queriendo tumbar la puerta, entonces una voz acompaña lo golpes, era de mujer:

—Ábreme cabrón, ya sé que estás allí —él se levanta, desnudo, abre la puerta y entra una mujer fúrica.

—¿Dónde está? —pregunta viéndonos confundida, personal del motel se acerca para sacarla.

Su marido estaba en el motel, pero en la habitación de enfrente. Nos enteramos después, oyendo el chisme mientras nos vestimos y nos vamos. ¿Qué le vamos a hacer? Si hasta a Shakira le ponen el cuerno, ¿Qué podía esperar ella? Qué pedo nos sacó.

Hasta el martes, Lulú Petite

Comentarios