GUÍA DEL SEXO

Juego de rol en el sexo, todo lo que tienes que saber para disfrutarlo

Juego de rol en el sexo, todo lo que tienes que saber para disfrutarlo
(Foto: Unsplash)
Sexo 11/10/2021 15:31 Cecilia Rosillo Actualizada 15:31
 

Los juegos de rol eróticos son más comunes de lo que mucha gente cree y no hay persona en el mundo que en alguna ocasión no los haya jugado aún sin darse cuenta y de manera simplista.

Se trata de una práctica consensuada en la que los participantes interpretan un papel durante el encuentro sexual, con el fin de evocar fantasías o bien de hacer un ejercicio de intercambio de poder bajo el marco de lo que es la cultura sadomasoquista. Esto es, se hace un juego en el cual se escenifica una pareja complementara como sería maestro/a – alumno/a, cuidador-mascota, enfermera o doctor-paciente, amo-esclavo, bombero-víctima, etc.

Dentro del BDSM, (Bondage, Disciplina, Sadismo, Masoquismo) por lo regular esto representa una condición de dominación y sumisión (donde hay intercambio de poder) y donde con el vestuario se refuerza tanto la intención del control como de la entrega, pero donde media algo fundamental: el contenido, forma y fondo son eminentemente de carácter lúdico sexual y escénico, no real.

La pareja actúa siguiendo modelos de comportamiento de los supuestos personajes que interpretan, pero al final del acto sexual, ambos recobran su relación habitual.

En los niveles más simples, la mayoría de las personas suelen hacer de este tipo de juego algo más común, por ejemplo cuando se finge que no se conocen y el juego empieza espontáneamente; por ejemplo cuando ella le dice a él “ usted me parece tan atractivo que me encantaría acepar una cita suya”, jugar a tener sexo con un desconocido puede ser muy excitante y mucho más seguro que llevar a cabo la fantasía a la realidad.

Los juegos más sofisticados se hacen con planeación donde se elige desde el escenario, hasta el vestuario y se adapta para la representación, por ejemplo jugar al jefe y la secretaria (o viceversa) implicaría adaptar el escritorio y la zona de trabajo de la casa para hacer toda la representación, que puede incluir, por ejemplo servir un café tibio sobre el cuerpo del o la jefa para “limpiarlo” con la lengua.

Conocer las fantasías de la pareja ayuda para que no se de cabida a personajes o escenarios que resulten incómodos a alguno de los dos y que por el contrario sea una experiencia de complicidad sexual. Así mismo, ayuda a poner límites, por ejemplo con el uso de los accesorios, del lenguaje o del tipo de trato, que son parte importante del juego para evitar caer en mal trato, agresiones que excedan el límite de la fantasía y que no se están dispuestos a soportar o a llevar a cabo que al final lleven a una mala experiencia.

El vestuario en el juego de roles es una de las partes más importantes, ya que por ejemplo, se sabe que los hombres reaccionan muy bien a los estímulos visuales y la lencería así como los disfraces son grandes aliados para la excitación; por otra parte los atuendos son un gran apoyo para que las personas puedan interpretar mejor el papel, que si bien no requiere de gran despliegue escénico, si de bastante intensión seductora.

Así, el juego de roles debe ser un espacio donde la pareja puede disfrutar una fantasía sexual de forma segura o donde puedan hacer catarsis y liberar la energía que el exceso de control o poder que ejercen en la vida real tenga una descarga sana, lúdica y placentera.

Comentarios