LA GUÍA DEL SEXO

Hombres vs mujeres, ¿quiénes mandan más 'nudes' sin que se las pidan?

Hombres vs mujeres, ¿quiénes mandan más 'nudes' sin que se las pidan?
Sexo 31/05/2021 13:00 Cecilia Rosillo Actualizada 13:00
 

Como si fuera una carrera de caballos, las estadísticas un día marcan como tendencia a las mujeres y otro día a los hombres como los que más hacen uso del sexting, de manera general; pero una tendencia que se ha mantenido “ganadora” es que los hombres son quienes más mandan fotos de sus genitales sin que estas les hayan sido pedidas, principalmente a mujeres.

El asunto ha causado curiosidad entre los estudiosos de la sexualidad en todo el mundo, ya que este fenómeno no es privativo ni de un país ni de una región, así que se han realizado diversos estudios para ver el motivo de esto, uno de ellos es el elaborado por la Universidad de la Columbia Británica, Canadá, conocido con el nombre de “Te muestro el mío para que me enseñes el tuyo”, con el lograron saber que motiva a los hombres a mandar fotos de sus penes sin que se las hayan solicitado, y de paso averiguar si esto tiene que ver con un tipo de perfil específico o conductas sexuales a diferencia de los hombres que se abstienen de hacerlo. 

Una de las cosas que quedo desde el principio muy claro es que mandar fotos sexuales es igualmente común tanto en hombres como en mujeres, pero es un fenómeno principalmente masculino hacerlo sin autorización; y el motivo principal es el que esperan recibir imágenes sexuales a cambio. Y seguida de esta se encuentra la posibilidad de tener pareja, es decir, es una de las herramientas usadas para expresar el interés en la otra persona, que además se ha asimilado como una forma normal de coqueteo. 

Sin embargo, debajo de estas razones está el deseo de comprobar la reacción de la destinataria, que en su mayoría era lograr excitar a la mujer que las recibe, pues aquí el factor narcisista entra fuerte en juego, ya que consideran a sus penes bonitos, atractivos, incluso susceptibles de excitar, pero no faltaron los que también buscan molestar y hasta recibir insultos.

Lo que llamó mucho la atención es que casi la mitad de los hombres reconocieron que les pasó por la cabeza que las destinatarias podrían sentirse agredidas de recibir la foto de sus penes sin permiso, incluso pensaron que podría ser amenazante, pero les valió y lo siguieron haciendo y la razón, de acuerdo a los resultados de la investigación, es que en el fondo sentían placer en ejercer poder sobre ellas, les reforzaba la idea de tener más privilegios por tener pene, a perpetuar el derecho de tener sexo con personas a las que consideran inferiores y hasta a reaccionar con ira al no obtener lo que consideran suyo.

Lo que sorprendió es que no hay un marcador significante entre los hombres que mandan estas fotos sin ser solicitadas de los que no lo hacen en el nivel de exhibicionismo, pero si fueron marcadamente más narcisistas los que las mandaban sin permiso, quizá basados en la creencia de que envían una imagen bella que debía ser retribuida o de menos agradecida. De igual forma, estos hombres tienen niveles más altos de sexismo hostil y benevolente, incluso hubo los que mal interpretaron las cosas y señalaban que era parte de un coqueteo normal pero también hubieron quienes lo hicieron por misoginia.

Comentarios