RELATOS ERÓTICOS

“Unas buenas arremetidas, para la bella dueña de la casa”, por Helena La Mala

“Unas buenas arremetidas, para la bella dueña de la casa”, por Helena La Mala

(Foto: Archivo, El Gráfico)

Sexo 06/04/2022 15:10 Helena Danae Actualizada 15:10
 

Hola, mis amores, feliz miércoles. Ya me hicieron saber que están desesperados por la continuación del relato de la semana pasada, así que sin más, sigo donde me quedé...

Estoy tan mojada, que tus dedos resbalan sin problema. Ya adentro, abres mis labios un poco y notas mi excitación. Dejas de lamerme y pasas a mis pezones, con la boca y la barbilla llenas de mi jugo; los dejas empapados y luego soplas para admirar cómo se ponen erectos.

Bajo mis piernas del lavabo, dejando que mis pies rocen tu enorme erección. Llego al suelo y me pongo de rodillas, saco del cajón del lavamanos un condón y desabrocho tu cinturón.

Dejo que la magia ocurra cuando te lo pongo y comienzo a lamer para sentir ese sabor a cereza del condón en mi boca. Mi lengua hace círculos y mi boca succiona, llego tan profundo, que sientes como topa.

Me pongo de pie y dejo que me guíes; me giras para dejar mis nalgas hacia ti y me recuestas sobre el lavamanos. Mis tetas sienten el azulejo frío, pero eso me gusta; mis pezones están tan sensibles que lo disfruto.

Apuntas bien y me lo metes. Sientes cómo resbala, sin problema, y así me embistes varias veces. Yo me dedico a disfrutar, abro y cierro mis piernas para que mi almendra tenga diferentes puntos de tensión.

Después de un buen rato, me das una nalgada y terminas. Te haces hacia atrás y te quitas el condón. Yo me meto a bañar y me visto para irme. Salgo del baño, pero antes me despido de ti con un besito en el cachete. Tomas lo que quedó de tu cerveza y sales del baño desorientado, pero feliz.

Sin querer, entras a una recámara y ves una mesita de noche con fotos. Y ahí estoy yo, con un body rosa en una foto tierna. Te das cuenta que ¡acabas de cogerte a la dueña de la casa!

Espero que, como yo, hayan disfrutado de esta travesía por mi imaginación. ¿Quieren que este tipo de relatos se repitan? Espero con ansias sus respuestas en mis redes sociales.

Mientras tanto, les mando amor. [email protected] adoro infinitamente.

Comentarios