RELATOS SEXUALES

“Un regalote muy cachondo, que lo secó por completo”, por Helena La Mala

“Un regalote muy cachondo, que lo secó por completo”, por Helena La Mala

(Foto: Archivo, El Gráfico)

Sexo 27/07/2022 17:03 Helena Danae Actualizada 17:03
 

Hola, mis amores, ¡feliz miércoles! Este fin de semana fue mi cumpleaños y, sin duda, cada año me siento más amada por ustedes; quiero agradecerles a todos por sus felicitaciones en mis redes sociales.

Me hicieron llegar varios regalos y, como saben, siempre les respondo con un video de agradecimiento; pero esta vez quiero enfocarme en uno en especial.

Un fan me regaló una blusa que tenía en mi lista de deseos de Amazon, así que en cuanto tuve el paquete en mis manos, lo contacté para decirle que estaba planeando su video.

Me dijo que también me había enviado otras prendas, pero quería que yo disfrutara de mis regalos; a cambio, sólo pedía algo muy específico. Su petición no era nada del otro mundo, pero me encantó que me contara por qué lo quería así exactamente.

Quería verme solo con la blusa puesta y con tacones altos. Pedía que le bailara y luego, me hincara frente a la cámara, murmurando su nombre mientras me masturbaba, metiéndome tres dedos hasta lograr un squirt. Me pidió también que, al terminar, tomara un billete, como si alguien detrás de la cámara me lo estuviera dando.

Su video tenía tantas especificaciones que le pregunté cómo es que sabía exactamente lo que quería y su respuesta me encantó. Él fue a verme a un show que di en Puebla, ahí traía una bata con la que hice mi show y le tocó la suerte de estar sentado frente a mí.

Me contó que mientras me veía, no podía controlar su erección, las barbas de la bata rozando mis nalgas lo encendían y lo enloquecía la luz del bar reflejada en mis pezones.

Él anhelaba ver más, así que cuando salió del bar, se quedó pensando en mí y soñó exactamente lo que me pidió en el video. Su sueño se volvió recurrente, hasta que por fin se animó a pedírmelo. Esto me motivó aún más a hacerle su video de agradecimiento con demasiado cariño y entusiasmo.

Me platicó que cuando logró verlo, se masturbó tanto que casi se quedó seco. El video superó su sueño. Era feliz.

Cuéntame, si tuvieras la oportunidad de pedirme un video, ¿qué solicitarías? Saben que los adoro y espero con ansias la próxima semana para que me tengan en sus manos.

Comentarios