RELATOS ERÓTICOS

“Una ardiente sesión al estilo postapocalíptico, con la sexy Ely”, por Helena La Mala

“Una ardiente sesión al estilo postapocalíptico, con la sexy Ely”, por Helena La Mala

“Una ardiente sesión al estilo postapocalíptico, con la sexy Ely”, por Helena La Mala (Foto: Archivo, El Gráfico)

Sexo 26/10/2022 17:40 Helena Danae Actualizada 17:40
 

Hola, mis amores, feliz miércoles. El otro día les conté sobre mi idea para este Halloween en escena con Elizabeth Márquez, pero hoy les contaré sobre lo que grabamos para sus plataformas.

¡Nos volamos la barda! Su idea fue algo postapocalíptico, así que nos fuimos a una ferretería para comprar trajes y máscaras para simular un escenario tóxico.

Nos fuimos a unos depas abandonados, un espacio en una situación lúgubre. Hicimos la sesión de fotos ahí afuera, entre el pasto crecido, parecía que eramos las únicas en el mundo en ese momento.

No podíamos dejar de lado la sensualidad, así que debajo de los trajes nos pusimos unos bodys negros. De pronto, abrimos los bodys y dejábamos que nuestras tetas y nalgas se asomaran un poco.

La verdad la vibra era pesada, se sentía el miedo como si fuera real.

Teníamos las luces verdes y blancas dándonos de frente en la cara, así que no podíamos identificar a quienes nos veían.

Si quisiéramos divagar un poco diríamos que, como en toda película de terror, de pronto se llevarían a quienes estaba detrás de las luces y nosotras no podríamos darnos cuenta. Las siguientes serían las viejas sabrosas corriendo por sus vidas. Pero nada de eso pasó y las fotos quedaron espectaculares.

En la escena llevo de la mano a Ely hasta un cuarto oscuro, apenas iluminado en tonos verdes, donde comenzamos a desnudarnos.

Dejamos libres nuestras tetas y, aún con las máscaras puestas, pasábamos nuestras caras por nuestros cuerpos.

Cuando nos quitamos las caretas se vino lo delicioso, ella hincada, lamiendo mi almendrita y yo tocando mis tetas, mis pezones estaban duros por la emoción y por sentir su lengua pasear por mi entrepierna.

Ella comenzó a usar sus dedos para preparar mi centro y dajarlo listo para alcanzar un orgasmo.

En cuclillas, comenzamos a masturbarnos la una a otra, buscando el punto exacto para explotar; ella terminó primero.

Jamas la había visto hacer ‘squirt’, así que me encendió verla esta primera vez.

No podía quedarme atrás y debíamos cerrar con broche de oro, así que hice lo mismo, un ‘squirt’ delicioso y jugoso, que manchó un poquito la cámara.

Nos besamos y miramos a la lente, gozando de nuestra travesura. Hemos decidido hacer una cada una, para que ustedes puedan disfrutarnos doble. Si se les hizo agua la boca leyéndolo, imagínenselo viéndolo.

Próximamente habrá nuevas y cachondas escenas. Saben que deseo con ansias que me tengan en sus manos la próxima semana.

Comentarios