RELATOS ERÓTICOS

“Terminamos desnudas, besándonos y jugueteando entre las tres”, por Helena La Mala

“Terminamos denudas, besándonos y jugueteando entre las tres”, por Helena La Mala

(Foto: Archivo, El Gráfico)

Sexo 27/04/2022 13:06 Helena Danae Actualizada 17:58
 

Hola, mis amores, feliz miércoles a [email protected] Hoy quiero narrarles una sesión que acabo de hacer en Aguascalientes, para que se adentren un poco en lo que son las sesiones conmigo. 

Me acompañó una amiga, llegamos a la casa que nos prestarían para usarla como locación, traíamos algunas cervezas y botana para aguantar el rato. 

Llegamos a meter las cervezas al refrigerador y comencé a maquillarme. Cuando estamos puras modelos o amigas que YA CONOCEMOS, es normal andar como Dios nos trajo al mundo. 

Terminé de maquillarme y una de mis compañeras me prestó el ‘outfit’ para la sesión. Estaríamos vestidas como para un programa de televisión, éramos tres y las tres estábamos caracterizadas. Subimos a las habitaciones y comenzamos la sesión. 

Cuando ya conocemos al fotógrafo es más sencillo trabajar, hay risas y mucha sensualidad. Algunos toqueteos y hasta besos que quedan plasmados en la sesión.

 Bajamos para seguir con las sesiones individuales y llegó el momento del jacuzzi. Ahí fue cuando yo me puse un conjunto blanco, para dejar que el agua transparentara toda mi piel y mis pezones duros por el aire que me llegaba. 

Me empiné para que mis “rayitas” se vieran a través de la tela blanca; las tres terminamos desnudas, besándonos y jugando con el agua. Esta sesión quedó en mi Only Fans para que puedan disfrutarla.

Cuando terminamos de trabajar, invitamos a mi amiga a meterse con nosotras, mientras disfrutábamos del agua caliente, las burbujas y las cervezas que nos quedaban. 

Después de relajarnos era hora de partir a nuestras casas; en el camino, mi amiga y yo paramos por unas hamburguesas. Moría de hambre pues en una sesión no suelo comer tanto; prefiero aprovechar al máximo el tiempo para hacer fotos. Además, si como me da el famoso “mal del puerco” y me gana la pereza.

Llegamos a mi casa a cenar y ella se despidió para irse a su casa, me desmaquillé y caí rendida en mi cama, pensando en la belleza de fotografías que quedarían con esas transparencias, luciendo todo mi cuerpo desnudo. 

Fue algo demasiado erótico pues aunque no había piel al descubierto, sí dejaba ver mis atributos. 

¿Te habías imaginado cómo eran esas sesiones fotográficas? Espero que me digan sus teorías e ideas para próximas fotos en mis redes sociales. 

Ya anhelo que me tengan en sus manos la próxima semana. Las tres terminamos desnudas, besándonos y jugando con el agua”.

Comentarios