LA GUÍA DEL SEXO

Formas en que las mujeres pueden tener sexo entre ellas

Formas en que las mujeres pueden tener sexo entre ellas
(Foto: Unsplash)
Sexo 18/06/2021 13:10 Cecilia Rosillo Actualizada 17:57
 

Las relaciones sexuales entre mujeres no tienen que ser ni monótonas ni mucho menos aburridas, porque entre ellas no solo se trata de tener masturbación mutua, en el sexo lésbico hay muchas más opciones que explorar.

Uno de los mitos más grandes que hay en torno a las relaciones sexuales lésbicas es que a ellas no les gusta, están en contra o evitan la penetración, nada más falso, el que no sientan atracción sexual por los hombres y sus penes no quita o reduce el placer sexual que tiene sus cuerpos con la estimulación vaginal o anal, que no solo se consigue con genitales masculinos, pues para ello hay juguetes con los que se consiguen orgasmos mucho más intensos.

Las parejas femeninas de hoy cuentan con una variedad bastante grande para disfrutar del sexo juntas y tener orgasmos con estimulación clitoriana, vaginal, anal, o todas las anteriores juntas y hasta de manera simultánea en pareja. Sólo de trata de saber cómo y con qué jugar.

Uno de los juguetes que se ponen a la vanguardia en las relaciones sexuales lésbicas son los succionadores dobles, considerados una revolución en el mundo del juguete sexual femenino.

Estos juguetes tienen la facultad de poder estimular de manera simultánea dos clítoris a diferentes velocidades, con distintas intensidades y en dos modalidades.

Una es la succión y la otra es el movimiento tipo ascendente y descendente que pueden usarse por separado o conjuntas. El más novedoso tiene la posibilidad de hacer que cada una regule la intensidad deseada sin afectar a la pareja, así cada una puede decidir tanto la intensidad de succión como de vibración y conseguir orgasmos múltiples.

Otro juguete más sencillo pero también muy efectivo es el vibrador doble. De estos hay muchos estilos que son mucho más populares; en el sexo en solitario se suele usar para estimular de manera simultánea la vagina y el ano, pero cuando se trata de sexo entre dos mujeres se pueden hacer varias combinaciones, lo que a su vez ofrece niveles de estimulación distintas.

Este juguete puede conseguirse con formas realistas que simulan penes, pero la mayoría y los más modernos no tienen esta forma, más bien se les ha asociado a la forma de las orejas de un conejo de donde obtienen su apodo de conejito rampante. Su gran ventaja es que estimulan dos zonas distintas del cuerpo femenino, ya sea clítoris y vagina o vagina y ano, si se trata de uso individual; o bien dos clítoris, dos vaginas, o un clítoris y una vagina cuando se usa en pareja.

De forma tal, que con este juguete mientras una tiene un orgasmo clitoriano, la otra lo puede obtener al mismo tiempo vía vaginal, si una de ellas es penetrada con el juguete. Pero si ambas desean penetración solo basta con que cada una introduzca una parte del vibrador en la vagina, lo que además implica una unión de cuerpos tan cercana que los clítoris de cada una pueden estimularse con el roce del pubis.

Otra de las buenas opciones son los dedos vibradores, que pueden usarse tanto en el clítoris, los senos así como en el ano y la vagina. Estos dedos emiten vibraciones más sencillas pero no por eso menos eficaces que los vibradores convencionales, y tienen la ventaja de que al ser colocados en el dedo, éste puede ir estimulando desde todo el cuerpo hasta zonas erógenas de manera muy específica.

El dildo es otro de los juguetes usado para la penetración, pero que no tiene el mismo nivel de estimulación que los anteriores, ya que al carecer de movimiento o vibración su función es solo simular las embestidas que se pueden obtener en un coito con un pene, de aquí que la pareja tenga que ser más creativa.

Comentarios