CONSULTORIO SEXUAL

“Cada que me exprimo, se me antoja beber de mi néctar”

“Cada que me exprimo, se me antoja beber de mi néctar”

(Foto: Unsplash)

Sexo 16/02/2022 12:27 Cecilia Rosillo Actualizada 12:32
 

Consultorio Sexual es un espacio informativo para resolver tus dudas sobre sexualidad y orientarte con responsabilidad. Esperamos tus inquietudes, preguntas, sugerencias a [email protected]

 

PREGUNTA: Hola, espero que no me juzguen y crean que estoy loco, pero siempre me ha dado mucha curiosidad el semen y la verdad es que cuando me masturbo me dan ganas de probar mi semen. No sé si esto es un pensamiento común pero que no se dice o si es una cosa mía. ¿Es normal? Si lo llego a hacer que riesgos puedo tener? Braulio J.

RESPUESTA: El querer probar semen no una de las ideas más comunes entre los hombres pero tampoco es una idea rara ya que sí hay hombres, los menos, que tienen esta curiosidad. El asunto está en que para muchos es algo asqueroso ya que la mayoría de los fluidos corporales son considerados desagradables, más aquellos que emanan de los genitales. El semen es uno de los fluidos más peligrosos, pues tiene la capacidad de contagiar todas las enfermedades de transmisión sexual de personas infectadas; sin embargo, como se trata de tu propio semen, no puedes contagiarte de algo que no tengas, si no tienes enfermedades no tienes riesgo y si tienes enfermedades, pues ya estas enfermo y probar tu semen no cambiará nada.

 

 

PREGUNTA: Hola, tengo 21 año y me pasa algo muy raro: Me excita el riesgo de embarazo. No es que quiera embarazarme, la verdad es que no quiero y sé que me debo proteger, pero cuando tengo sexo y sé que estoy en mis días fértiles y que un error me puede llevar al embarazo es como más emocionante y me excita mucho más. Ayuda. Mayte C.

RESPUESTA: Es recomendable que vayas al psicólogo y cheques bien como va tu proceso de maduración ya que este tipo de conductas de riesgo son propias de la adolescencia, pero a tu edad deberían ser más controlables. El cerebro adolescente se maneja por emociones y no por raciocinio, ya que la parte donde radican las respuestas emocionales se desarrolla primero que aquella donde el pensamiento actúa, por ello pese a saber los riesgo que tienen su conductas, las pueden llegar a hacer pues la recompensa más satisfactoria es pertenecer a un grupo, quizá en tu caso pertenecer a una relación a cualquier costo, cuidado.  

 

PREGUNTA: Cuando empezó la pandemia me encerré y como muchos al pasar de los meses busqué formas de entretenerme con el sexo a distancia y comencé a grabarme cuando me masturbaba y a publicarlo, de esa manera conocía varias personas, en particular mujeres. Algunas me empezaron a mandarme sus fotos así que se las regresaba eyaculadas, después querían ver sexo virtual, o más bien verme dándome placer a cambio de pago. ¿es prostitución lo que hago si no me pagan?  Moisés L.

RESPUESTA: No es prostitución pero es pornografía. La diferencia es el pago, pues efectivamente cuando se cobra por cualquier tipo de servicio sexual se llama prostitución. Mientras que la pornografía comprende la descripción o representación de escenas de actividad sexual, en otras palabras la presentación abierta y cruda del sexo que tiene como fin excitar a las personas. Ambas son delito si se trata de menores de edad.

Comentarios