RELATOS SEXUALES

“Después de la tarea, cuando me lo hacías”, por Lulú Petite

“Después de la tarea, cuando me lo hacías”, por Lulú Petite
(Foto: Archivo, El Gráfico)
Sexo 05/10/2021 16:32 Lulú Petite Actualizada 16:32
 

Querido diario: Tenía muchas ganas de verte. ¿Cómo no? El recuerdo de tu piel, de tus besos siempre apasionados, siempre deliciosos, tu entusiasmo, tu… ¿Cómo llamarlo? ¿Carisma?

Te conocí cuando trabajaba en la agencia de Polanco y atendíamos a los clientes, incluso en sus casas. Me encantaba cuando llamabas porque, además de apasionado, eras muy consentidor. Al menos conmigo. ¿Cuántas veces terminé en tu depa, después de hacerte el amor, haciendo la tarea de mi escuela? 

Te divertía cuando me ponía nerviosa porque venían los exámenes o tenía que entregar un trabajo. Entonces, te sentabas conmigo y sacabas tu vena de maestro y me ayudabas a hacer la tarea, luego me dabas un beso y volvíamos a hacer el amor. Regresábamos a la cama o cogíamos allí mismo, tumbados en la alfombra.

¿Te acuerdas de la vez que te cogí en la silla de tu comedor? Estabas sentado, a un lado mío, me besaste cuando terminamos la tarea, pasé la mano por tu pantalón y sentí tu miembro endurecido, tremendo. Me arrodillé, bajé tu cremallera, te acomodé el condón y me lo metí a la boca.

Te la chupé hasta ponerla lo más parada posible. Entonces me levanté, me quité los calzones, te los puse en el hombro y, abriendo las piernas lo más que pude y mirándote fijamente a los ojos, me acomodé tu miembro entre las piernas y me lo fui metiendo lentamente.

Cuando abrí la boca para emitir un gemido, tú la atrapaste con tus labios, metiste tu lengua suavemente a juguetear con la mía.

Tu sexo, duro, delicioso, se clavaba en mi cuerpo. Mis tetas se friccionaban pegadas a tu pecho, nuestro beso se prolongó hasta que nos venció el orgasmo. ¡Qué delicia!

Llego a tu habitación. Toco la puerta. Me abres. Miro tu sonrisa. Tenía muchas ganas de verte. ¿Cómo no?

Hasta el jueves Lulú Petite

Comentarios