CALIENTE POR SABER

“Descubrí que mi sobrina vende la caricia, dice que no sabe hacer otra cosa”

“Descubrí que mi sobrina vende la caricia, dice que no sabe hacer otra cosa”
(Foto: Unsplash)
Sexo 20/09/2021 15:31 Actualizada 15:31
 

PREGUNTA: Van varias veces que escucho a mi hija hablando por teléfono a altas horas de la noche. He tratado de abrir la puerta, pero siempre está cerrada con llave. “Mamá, ¿Qué pasa? Estoy hablando. Todo está bien”, me dice. En la mañana, me echa un rollo de un novio que tiene del otro lado del mundo y dice que hablan de noche porque para él es de día. Algo no me da confianza. Odio que se encierre, tiene 16 y no comparte conmigo nada, ¿Cómo le hago para saber más de ella?

RESPUESTA: Es difícil ganarte la confianza de quien tiene un secreto y no lo quiere compartir. Las madres a veces juzgamos de más, los secretos no siempre son malos. No seas insistente, sólo sé observadora. Para las antenas, acércate sin indagar, busca ganarse su confianza. No la trates con juicio.

 

 

PREGUNTA: Me di cuenta de que mi sobrina gana dinero a cambio de sexo. Cerró la tienda donde trabajaba y pues se convirtió en prostituta. No fue de un día para el otro. La he visto llegando tarde, acompañada de diferentes hombres. La traen a la casa taxis caros, se ve que tiene dinero, usa ropa vulgar y siempre entra apurada, para no convivir como lo hacía antes. Yo le pregunté directamente y nos peleamos; dijo, entre otras cosas, que no sabe hacer otra cosa, que así es como puede ayudar a su mamá. No se lo he dicho a nadie porque me llora el alma. ¿Cómo la ayudo?

RESPUESTA: Te felicito por querer ayudar a tu sobrina. Meterte en su camino con el fin de ayudarla no es tarea fácil. Sin embargo, de poco sirve enfrentarla sin crear entre ustedes un espacio de confianza, un momento de calma. Debes entender su dolor, estar dispuesta a escucharla. Claro que es difícil el tema, necesitas valentía para ofrécele un camino diferente. No dejes de insistir, pero no la confrontes a gritos, eso sólo la alejará más.

 

 

PREGUNTA: Fui víctima de abuso psicológico y maltrato; él me golpeó hasta que me rompió la nariz. Mis hijas y yo volvimos a casa de mis padres. Mi papá tampoco es un santo, pero no me pega desde hace mucho y cuida bien a mis hijas. Todos los días mi mamá me reprocha que elegí mal al padre de mis hijas, me dice que soy tonta, que por eso me pasa todo esto. ¿Qué le contesto?

RESPUESTA: Ni contestes. Es evidente que a veces las cosas no salen como uno quisiera y que los errores de la vida cuestan caros. Lo importante es que ya no te dejes abusar por nadie más, tampoco por ella. Fluye y encuentra la manera de ayudar a tus padres. Aléjate de los que creen que pueden hacerte sentir mal en este momento.

 

 

PREGUNTA: Hace meses que no encuentro una forma de decirle a mi marido que me quiero ir de la casa, que ya no estoy enamorada de él. Ya no quiero ser su mujer, ni dormir a su lado. Me da lástima dejarlo porque desde que inició la pandemia no está bien. No se viste, no se baña, no come. El doctor dice que es depresión. Yo siento que si me quedo a su lado, me mato, ¿Qué debo hacer?

RESPUESTA: La depresión es una enfermedad difícil para el enfermo y para la gente que vive con los deprimidos. Tú y tu marido necesitan ayuda profesional. Existen medicamentos que tratan la depresión. Sacrificarte por él no va a solucionar nada. El primer paso es reconocer el problema. Ya lo hiciste; en serio, busca ayuda.

 

 

PREGUNTA: Yo resuelvo mi sexualidad sola, al lado de mi vibrador preferido. Mientras, mi marido se queja de que no tenemos sexo, dice que yo nunca tengo ganas. A mí, claro que me gustaría invitarlo a compartirme con mi vibrador, pero no me atrevo porque él me va a preguntar que si su cosota no me es suficiente, que si yo estoy mal de la cabeza y otros insultos que no quiero mencionar. ¿Cómo resuelvo esto?

RESPUESTA: Lo primero, está difícil hacer el amor con alguien que te insulta. Me parece que tu marido es de los que no sabe dar placer cuando hace el amor. Es de los que cree que cuando él termina, tú también quedas satisfecha. El vibrador está hecho para darte placer y ayuda a los amantes que no se ocupan de darlo. Un vibrador es un juguete con el que muchas parejas se divierten. No tienes por qué justificar que te gusta y que quieres sentir placer.

Comentarios