RELATOS SEXUALES

"Así logré combinar la meditación y el sexo para terminar empapada", por Helena La Mala

"Así logré combinar la meditación y el sexo para terminar empapada", por Helena La Mala

(Foto: Archivo, El Gráfico)

Sexo 23/06/2021 13:54 Helena Danae Actualizada 13:54
 

Hola mis amores, feliz miércoles. Hoy estoy súper feliz porque he logrado meditar; esta práctica no sólo me ha ayudado a estar más calmada, también he logrado tener un mayor apetito sexual. 

Les cuento, en mis redes sociales siempre sale la misma pregunta a flote: ¿por qué mi pareja no es igual de activa sexualmente que yo? La respuesta es súper complicada, porque cada caso es distinto y hay muchos aspectos que pueden afectar. 

Algunas personas creen que el libido es como un botón mágico, que con solo tocar alguna parte del cuerpo clave, te enciendes al instante, pero así no funciona. 

El estrés también es un factor importante. Si estás pasando por una etapa de angustia y tienes problemas con tu deseo sexual, trata de calmarte. Y si a tu pareja le está sucediendo, compréndela. 

A veces es complicado sacarse de la cabeza ese problema o ese asunto importante. Incluso, cuando estamos cachondeando puede que ese asunto se nos cruce por la cabeza y todo esa excitación desaparezca.

En esa situación, lo peor será reclamarle a tu pareja o enojarte contigo [email protected], eso solo provocará más frustración y no te dejara disfrutar nada en tu vida, ni el sexo. 

Lo mejor es tratar de encontrar el punto del problema y ver cómo resolverlo. Recuerda que siempre tendrás dos opciones: ¿tu problema tiene solución? Entonces, empieza a trabajar en ella. ¿No tiene arreglo? Entonces, mejor ya ni te estreses. 

Por eso, para mí la meditación ha sido clave y me ha ayudado a aumentar mi libido. 

Por ejemplo, la semana pasada, mientras meditaba, mi mente comenzó a divagar en los orgasmos que he logrado usando solamente mis dedos. Ese deseo de sentir lo delicioso de mi mano dándome placer no desapareció fácilmente, así que mientras me metía a la cama, comencé a darme amor.
 
Esa relajación, mezclada con un poco de porno, fueron la combinación perfecta, terminé delicioso, con mis dedos empapados de mi jugo; lo necesitaba tanto, que me quedé dormida con la mano entre las piernas.

Recuerda que cualquier asunto que no puedas solucionar por ti [email protected], lo mejor será acudir a un especialista. 

Los adoro y espero con ansias la próxima semana.

Esa relajación mezclada con un poco de porno fueron la mezcla perfecta... terminé delicioso, con mis dedos empapados de mi jugo”.

Google News - Elgrafico

Comentarios