¿Ya te hartó tu pareja en este encierro? Tienes que ver esto

Nuestro psicoterapeuta te da algunas ideas para mejorar tu relación durante el confinamiento
Víctor Jiménez
05/06/2020 - 08:43

Las condiciones en que estamos viviendo son especiales. Quienes tienen hijos enfrentan el reto de criarlos, pero ahora también de contribuir a su aprendizaje escolar. Los problemas financieros crean estrés que afecta la relación de pareja. La tensión por las medidas de higiene para evitar el contagio crea un clima de ansiedad ante la posible enfermedad, hospitalización, incluso la muerte.

Con el confinamiento la convivencia en pareja cambió. Algunos están sufriendo porque tienen mucho más contacto del habitual, otros están felices por la intensa cercanía. Es un momento de adaptación y de ajustes. Ante el contacto extremo, con facilidad pueden surgir la irritabilidad que nos lleva a agredir a los más cercanos. Por esto debemos tomar en cuenta algunos detalles para tener una mejor convivencia. Estas son algunas ideas para sobrevivir al confinamiento en pareja. Cuidemos la relación de pareja, y con los hijos, durante la cuarentena. Recordar que ésta es una situación temporal nos puede dar calma y esperanza. Pero claro, cada uno de los miembros de la pareja debe contribuir para que la relación fluya.

Empatía y comprensión. Para sobrevivir al confinamiento en pareja es vital desarrollar la sensibilidad hacia el otro. Esto quiere decir comprenderlo, cuidarlo y validar sus sentimientos. Un trato amable y gentil, comprensivo, facilita la comunicación, reduce la ansiedad y refuerza la relación. El trato gentil hace sentir a ambos que son entendidos y valorados.

Establecer límites. Si los dos miembros de la pareja están en casa por el confinamiento, ya sea trabajando o no, es importante asignar áreas de trabajo para cada uno. Definir claramente dónde va a trabajar cada uno evita discusiones y tensiones. Respeta no sólo los espacios sino también los tiempos, los horarios de trabajo establecidos por cada quien o por la empresa.

Actos de amabilidad. Resalta lo que el otro hace bien y cómo está contribuyendo al buen funcionamiento de la casa. Esto hace más probable que él/ella también tenga una actitud amable. Ten detalles con tu pareja: prepárale un café, dale un masaje, hazle saber que te importa. 

Alejarse y retirarse. Cuando se vive en un espacio pequeño es fácil caer presa de la desesperación en el confinamiento. Para evitar tensión y disgustos dense un descanso del otro. Aléjense por momentos, tómense una pausa. Por ejemplo, 20 minutos en el baño, un paseo a solas, un rato en el balcón o mirar por la ventana.

Elige tus batallas. En estas condiciones es imposible estar bien todo el tiempo. Seguramente surgirán discusiones hasta por las cosas más sencillas. Elige discutir sólo aquellas molestias que valen la pena, lo verdaderamente importante. Todos tenemos pequeñas manías y obsesiones, puedes pasar por alto muchas de éstas. Recuerda, estamos en condiciones especiales. 

TUS COMENTARIOS