Trátate mejor este año

Trátate mejor este año
Está en nuestras manos proveernos de calidez y cariño; nuestro psicólogo nos dice cómo lograrlo
Víctor Jiménez
03/01/2020 - 11:39

A nadie le hace mal un poco más de amabilidad y calidez hacia sí mismo. Todos podríamos beneficiarnos de un trato más amable y afectuoso. Y esto aplica  si:

·  Tiendes a criticarte duramente.

· Te olvidas de darle atención a tu cuerpo y cuidarlo porque “hay cosas más importantes”.

· Das mayor importancia a los problemas, necesidades y deseos de los demás, de tal forma que cuando debes poner atención a los tuyos ya estás demasiado cansado para hacerlo.

· Dedicas mucho tiempo a repasar los errores que cometiste y a torturarte por ellos.

· Tiendes a recurrir al alcohol las compras o cualquier actividad compulsiva para sentirte mejor.

Si quieres tratarte mejor este año aquí hay algunas acciones que te pueden ayudar a lograrlo:

Regálate una sonrisa cada día. Dibuja una ligera sonrisa en tu rostro a lo largo del día. Cuando estás pendiente de la atención en tu rostro, notas cómo frunces el ceño, aprietas la mandíbula o fuerzas los ojos, dibujar una sonrisa de manera automática relaja tu expresión facial. Al hacer este pequeño cambio tu mente también se relaja. Hazlo ahora mismo para experimentar los beneficios de este  cambio.

Ponle nombre a lo que sientes. Cuando nombras la emoción o el sentimiento que experimentas, por ejemplo, confundida, abrumado, aterrada, preocupado, le quitas fuerza y tienes mayor control sobre eso que sientes. Esto también es una forma de darte un buen trato, en lugar de  sufrir las consecuencias de lo que sientes, ahora puedes hacer algo al respecto. De preferencia comenta cómo te sientes con alguien más. Decirlo en voz alta te da mayor control sobre el sentimiento.

Háblate con cariño. Muchas personas creen que esto es una locura porque no están acostumbradas a darse un buen trato. Usa palabras afectuosas, quizás las que usarías con un niño o una pequeña a quien quisieras ayudar porque siente algo muy parecido a lo que tú estás experimentando. También podrías utilizar  las palabras de cariño que escuchabas de un adulto en tu infancia cuando se dirigía a ti.

Desacelérate. Asegúrate de tener un poco más de paz mental. Date pequeños descansos a lo largo del día. Haz ejercicios de relajación mental y corporal.  Desconéctate del teléfono, la computadora o la televisión y dedica ese tiempo a actividades que te pongan más en contacto con tu cuerpo, podría ser una caminata, respiración consciente o acariciar suavemente tu cara, cabeza o  brazos.

Podemos aprender a ser amables con nosotros mismos de la misma forma en que somos afectuosos con los demás. Nosotros también podemos satisfacer esa necesidad, sobre todo cuando no la recibimos de otras personas.

Anímate este año a tomar un camino diferente y a mejorar la relación contigo [email protected] Después de todo, la única persona que va a estar siempre contigo eres tú. 

TUS COMENTARIOS