Sé optimista ante pandemia

Sé optimista ante pandemia
Tú puedes controlar cuál es tu respuesta ante la crisis mundial que ha provocado el Covid-19
09/04/2020 - 12:25

Estamos  viviendo tiempos difíciles. Nos enfrentamos a un problema global para el cual no estábamos preparados. Así que debemos definir cómo afrontar estos tiempos de incertidumbre. Podemos comenzar por enfocarnos en lo que sí está en nuestras manos. Ni tú ni yo podemos controlar la crisis, pero sí podemos controlar nuestra respuesta a ésta.

Ajusta tu lenguaje a la realidad. Las palabras son muy poderosas. Las palabras negativas provocan emociones desfavorables. Por ejemplo, pensar en “distanciamiento social” nos hace sentir aislados, separados, que no pertenecemos, y esto ocasiona tensión porque al ser seres sociales nos sentimos amenazados por sentirnos separados del resto del grupo social.

Pero pensar en “distanciamiento físico”, mantener nuestra sana distancia, no significa que debamos dejar de socializar, sólo que lo hacemos de otra manera, de una manera segura, por ejemplo, a través de video llamadas o pláticas con los vecinos de ventana a ventana. 

“Estoy protegiéndome” no se siente igual que “estoy en aislamiento”. En lugar pensar “me aburro”, podrías decir “es un bueno momento para ser creativo”. “Me siento completamente indefenso” es muy diferente a pensar que “si bien hay cosas que no están en mi control, sí lo están mis acciones, emociones, pensamientos y palabras”.

Confía en tu sistema inmunológico. Los seres humanos tenemos una fuerza interna mayúscula, nuestro propio ejército para luchar contra la enfermedad: el sistema inmunológico. Este sistema produce células que atacan a los invasores. Como seres humanos hemos tenido muchas crisis de salud devastadoras, y hemos podido ganar la batalla. Durante la plaga bubónica murió el 31% de la población europea. Con la gripe española murió uno de cada 20 habitantes en España. En medio de esas crisis hemos sentido que es el fin de nuestra especie, pero hemos sobrevivido y resurgido con más fuerza. 

Podemos sobrevivir a la adversidad. Piensa en tus propias crisis de salud o en las peores experiencias que has enfrentado. Quizás has descubierto que eres más fuerte de lo que pensabas. Y aquí estás haciendo frente a una nueva crisis, en este caso apoyado en tu sistema inmunológico. Esta capacidad para resurgir se aplica también a lo colectivo. Piensa en las diferentes crisis económicas o por desastres naturales que hemos enfrentado como país.

Cultiva el optimismo. El estrés y el pesimismo tienen un impacto sobre nuestro sistema cardiovascular y el sistema respiratorio. Es decir, a mayor estrés, mayor vulnerabilidad. Por otra parte, el optimismo, la esperanza y una visión racional de las cosas ayudan a fortalecer el sistema de defensas.

Evita que te contagien los sentimientos negativos y el pesimismo de los demás. Ten cuidado de no absorber la tensión y el miedo que muestran o expresan. Siempre puedes encontrar formas de permanecer positivo. Aunque sea difícil, una vez que las hayas abordado, deja las preocupaciones a un lado. Lleva tu mente hacia algo más positivo, por ejemplo:

***Poco a poco la vida en China y en Corea del Sur está regresando a la normalidad.

***Las intervenciones que han estado haciendo en diferentes países, incluido el resguardo domiciliario, están funcionando. Tenemos herramientas y las estamos usando.

***Se está trabajando a marchas forzadas para encontrar un tratamiento efectivo contra el coronavirus, sólo es cuestión de tiempo. El futuro es definitivamente más prometedor que el presente.

***Enfermarse es una experiencia desagradable, pero la gran mayoría de las personas contagiadas se recupera, incluso adultos mayores.

***No estamos viviendo una crisis post-apocalíptica como nos muestran en las películas.

TUS COMENTARIOS